a:hover { text-decoration: underline;

lunes, 6 de junio de 2016

Viejos que tuvieron su ayer



6 junio 2016


Paseando por La Huerta siempre encuentras a uno de esos viejos camaradas que lo fueron  de la competencia leal, que quiere mostrarte su estar, sus vivencias y hasta su acotada felicidad. Hablamos del ladrillo bien puesto, de las casas bien hechas, de los "Inocentes chanchullos" que conseguimos de nuestras buenas relaciones con los políticos y de la colita de la secretaria que le llevaba los asuntos propios - que era todo eficacia y un regalo para la vista, sin entrar en más detalles. 

 "Dejé todo hace ya diez años Enrique.  Enviudé  en el 2000. Cuando murió supe, entonces, que la habia querido siempre y aunque nadie se enteró de mi depresión, la sufrí en silencio y sin mostrarla al exterior.  Luego, mientras mis hijos se hicieron cargo del negocio hasta conseguir convertirlo en cenizas, me dediqué a la vida contemplativa, viajes, fiestas, relaciones imposibles hasta que me lie hace cinco años con una buena moza de Jumilla, pero lo dejamos hace uno por culpa de mis hijos. No soportaban que una joven  cincuentona se quedara o pudiera quedarse con su herencia, la cual nunca fue de ellos y mucho menos se la llegaron a merecer nunca. Hartaron tanto a la niña que me dejó y ahora me dedico a gastarme en vida todo lo que tengo.  Dicen que estoy loco y hasta quieren incapacitarme, pero voy a lo mío... a mi soledad y a mi tranquila vida. Tengo 73 y aun me siento joven, muy joven. No tengo nietos ... mis hijos apenas me hablan más que para pedirme dinero y yo he aprendido a vivir felizmente con  ella, con mi soledad. Me gusta fundirme entre la gente, me encanta no ser visto y me dejo el alma en mis viajes a cualquier ciudad de Europa ... me encanta estar solo, he aprendido que eso es lo mejor para mi ¿Te quieres venir conmigo la semana que viene a Formentera en mi barco?". 

 Lo siento, mis amigos o conocidos, son lo que son, hijos de una generación que tuvieron que mamarla para seguir en pie, gente a las que nada se les regaló y que ahora mueren pensando que este mundo es un monstruo sin alma del que no saben si ellos fueron los culpables de su creación  ... gente que sufre aunque, a su manera, quieran contarte que es feliz  ... y hasta puede que, también a su manera, sea así.  
Cuando tropiezo con algún conocido del ayer, gente que admiré por su poder, por su capacidad emprendedora  ...  pienso que soy un afortunado, pienso que yo lo viví de otra manera, a mi manera ... pienso que fui y soy feliz ... aunque , eso sí, más pobre.







9 comentarios:

  1. Pobre hombre, Enrique. Hay tantos casos de hijos piraña. Hace bien, yo me lo fundiría todo para que no les quedara nada de nada.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Me quedo con tu felicidad que veo que eres de los míos.

    La verdad es que hace años que no encuentro razón de ser en el tener sin más (esa etapa la viví en mi adolescencia); valoro el ser por encima de todo.

    Y sé que tu felicidad es verdadera la respiro cada vez que leo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. tomando mi desayuno cereal de arroz con leche y una taza de té ingles con gotas blancas de leche
    te leo
    me encanta todo menos la palabra
    viejo
    Viejos son los muebles
    las cosas que no usas
    nsootros ya te he dicho
    no tenemos edad en el tiempo del vivir
    La soledad es buena
    ya que no podemos cambiar a nuestros hijos
    ellos son
    Nacieron
    y ahora harán lo que le guste
    hasta que lleguen a nuestra edad y
    sepan lo que es vivir en soledad///Creo que el que la hace las paga y porque yo no lo hice no lo pago jajaja
    Buscarse un amor incontrolable lo sacara de la soledad en que vive creando pasion aunque sea por un dia



    Besitos

    ResponderEliminar
  4. Decile
    Buscate una amante
    que te hable del cielo
    y cuando la pasión le llegue
    y no se sienta mas viejo
    me dará las gracias por el consejo
    Hay que animarse
    Nada mas que a eso
    Dejar la aventura de vivir es soledad
    Uno tiene lo que se escribe para su pelicula
    la mia es divertida sin lugar a dudas

    ResponderEliminar
  5. Triste historia esta que nos brindas, y por desgracia tan real como la vida misma

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  6. Lo que veo es que uno se transforma en invisible para la familia
    Esa justa es la palabra
    Depende de nosotros en que nos traten como visibles.
    Este tópico me tiene mal..algún día te lo explicaré en privado
    besos

    ResponderEliminar
  7. Enrique, esa capacidad tuya de ser feliz con poco, es lo que te hace especial. Tu enorme humanidad y sabiduría es tu mayor tesoro.
    Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  8. Enrique, esa capacidad tuya de ser feliz con poco, es lo que te hace especial. Tu enorme humanidad y sabiduría es tu mayor tesoro.
    Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar