a:hover { text-decoration: underline;

jueves, 11 de agosto de 2016

Que difícil es vivir ... a veces


11 agosto 2016

Me tocó sentarme junto a una simpática mujer, de muy veterana edad, que esperaba ser llamada por el médico - como todos - la cual iba acompañada de un vivaz muchacho de pocos años que haría  las delicias de sus padres por no tenerlo con él.  La mujer mantenía conversación sobre cualquier cosa y como las esperas en verano en la cosa de la Salud son como las que son, pero más, pasamos un buen rato todos escuchando sus minidiscursos, por un lado y llamadas de atención al muchachito saltarín, por otro. En uno de sus graciosos lances la simpática veterana se puso en pie y en un abrir y cerrar de ojos se desmayó ante todos nosotros. 

Eso pasó hace más de un mes y hoy, en el mismo lugar, me he enterado que la mujer murió ese mismo día víctima de un extraño desfallecimiento de su viejo corazón.  Preguntando me he enterado que mi veterana vecina tenía ochenta y seis años, que su viejo marido murió en Mayo y que su hija, para darle vida, la mantuvo al cuidado del vivaz niñito lo que según cuentan la mató, aunque otro informador menos malvado y más sensible, quiso sentenciar diciendo que, simplemente, se dejó ir ... no soportó su viudedad, ni su soledad.



Escuchar, ese don y las lágrimas de la emoción





Enviado desde S6+Edge





enriquetarragófreixes



2 comentarios:

  1. por lo menos la conociste y disfrutaste por un momento Morir del corazon no esta mal no se sufre es de inmediato
    mil besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi Padre murió así, no lo pasó bien, fue una muerte muy dura.
      En fin, hoy es un día triste para mi, hoy hace 28 años que nos dejó

      Eliminar