a:hover { text-decoration: underline;

miércoles, 28 de septiembre de 2016

Llegó, llovió ... y lo pude sentir


28 septiembre 2016

Una noche tormentosa, sí, de esas que por su escasa frecuencia, sales a la terraza a ver eso, sí, a ver simplemente como llueve. Ese olor a tierra mojada, ese ruido casi olvidado del golpeo de sus gotas  contra el suelo. Ese correr de las gentes buscando refugio y hasta ese nostálgico recuerdo de tu lejana infancia donde hacías exactamente lo mismo, maravillándote de ese sorprendente manifiesto de la naturaleza. Todo, absolutamente todo, es maravilloso y mucho más lo es el que yo, a mi edad, siga sorprendiéndome, igual que lo hacía aquel niño que fui, ante tan extraordinario suceso. 

Ahora, sentado en la terraza frente a la lluvia, cierro los ojos y hasta puedo desayunar como lo hacía entonces, como cuando tenía que bajar a la vaquería a por la leche, la ensaimada y la nata ... ay, cuanta Imborrable belleza había en aquellos desayunos en familia ... como ahora, sí, muy distintos y solo con Ella, pero igual de felices.

Sed felices ... él día es corto, aprovechadlo pues éste ya no volverá.


Enviado desde S6+Edge



enriquetarragófreixes



6 comentarios:

  1. La capacidad de soprendernos no debemos perderla nunca, Enrique.
    Me has hecho ver ese bello momento.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Celia ... a mi se me olvida, últimamente, casi todo, pero eso no ... esa infancia fue una dicha más.
      Un abrazo, amiga

      Eliminar
  2. Enrique
    solo con ella
    disfrutala y mucho...
    no tenés una idea lo que es estar
    solo con vos Me encantaste en este texto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hago lo que puedo amiga Mucha ... poco o mucho, hago lo que me pide el alma ... son casi 50 años juntos. La soledad, por cierto, no es siempre un mal estado ... en absoluto, además, creo que los mejores momentos del individuo siempre son los que está consigo mismo y con nadie más.
      Un abrazo muy fuerte amiga

      Eliminar
  3. Esos momentos son vida como bien lo plasmas en tu escrito amigo, la sencillez de lo cotidiano, observar las gotas de agua,saborear un café o simplemente saludar a un amigo
    Buenos días Enrique..un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esas pequeñas cosas, amigo Toni ... ya sabes.
      Un abrazo muy fuerte

      Eliminar