a:hover { text-decoration: underline;

miércoles, 23 de noviembre de 2016

Una vida salvaje


La vida, a veces, puede ser como se muestra, muy golfa, como nuestra propia alma, 
pero no siempre es así  ...


23 noviembre 2016 

Estaba Lorenzo, ese viudo sesentón guaperas, soltando una de sus "verdades" sobre una  de sus noches de amor inacabables con la querida de turno, cuando alguien le ha dicho que Rita Barberá ha muerto esta madrugada y él, como el novio en la boda o cualquier muerto en el entierro, no pierde protagonismo y se arranca para contar que él era íntimo amigo de ella y ... bla, bla, bla, pero de pronto La Loli, que está del tal Lorenzo hasta el gorro o el chichi, (que es como a ella le gusta expresar esos sentimientos),  me pregunta a voz en grito: ¿Enrique como van tus clases de Zumba con esa mulatona que tanto os hace mover la colita a todos? ...

Y yo empecé a contarle ... Mientras le iba contestando, me fui creciendo ... 
"es que a mi lo que me gusta, chicos, además del Zumba, La danza Gitana y el Bachatango, es la Rueda Cubana, me encanta dar vueltas, ay, el roce sensual del baile que es extraordinariamente celestial, me apasiona y me pone ... nos pone a punto para luego tomarnos dos cubatas de Bacardí-Cola en la misma barra del bar del Sport Dancing Club y allí nos quedamos hasta que el cuerpo nos dice que ya está bien ... me encanta la vida salvaje" ... 
y así he seguido hasta que el tal Lorenzo ha decidido largarse haciendo mutis por el foro y con la cola entre piernas ... "¡Bravo, Enrique!" - me dice la Loli mientras yo me ponía como un pavo. A todo eso que mi joven veterana y amiga, la Leonor, se me acerca hacia mi herido, pero aun vivo, oído derecho, (el bueno), y me dice: "¿Enrique, no sabía que bailabas Zumba?" - Ni yo amiga Leonor, ni yo y lo que lamento es no haber podido contar que tampoco tocaba el piano y cantaba melodias de amor en Tuset Street en los 60 pues era lo que mejor no hice nunca.

La vida, la de cada cual, es siempre la que ésta - (la vida) - nos deja ser y yo, (como no), me gusta apuntarme a lo de seducirla, (a la vida), para ver si ella me deja hacer lo que yo quiera hacer ... con ella, como siempre he hecho y ... ah,   resulta que eso funciona, al menos conmigo. Nada como amar para ser querido.





enriquetarragófreixes




8 comentarios:

  1. dedicado a tu pareja como sos
    con el respeto que sentís por ella
    no te veo en la vida salvaje
    te veo de la mano de tu compañera

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, querida Mucha, como me conoces ... e3l pecador nunca lo fue, ni nunca quiso serlo.
      Un abrazo muy fuerte querida poetisa.

      Eliminar
  2. Le diste una buena lección, Enrique XD Yo debo admitir que no bailaría esas cosas casi ni aunque me pagasen, aunque lo de tocar el piano en cambio sí que me habría gustado. Es que lo de bailar y yo... en fin, eso que me pierdo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, amigo Holden, no hace falta que sepas bailar, basta con cerrar los ojos y ... ya está. Ya sabes, eso de bailar es como lo de ser feliz, lo importante no es serlo, lo importante es creérselo.

      Eliminar
  3. Osea Enrique que le importaba un pimiento la Rita porque le tenia que importar, me pregunto
    Cada uno de nosotros somos irrepetibles y ya nos llegarán nustros "minutos de gloria"
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo importante, mi seguro longevo amigo Toni, es tener los minutos de gloria en esta vida, (al estilo de como lo haces tú), que no en La Gloria estés solo unos minutos.
      Un abrazo, amigo.

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Ah, eso sí mi simpática y bulliciosa amiga Tracy, yo no lo soy, pero me encanta quienes lo son ... yo solo lo intento y a veces hasta lo parezco ... jajajaja.
      Besos de jueves ... jueveando

      Eliminar