a:hover { text-decoration: underline;

miércoles, 5 de abril de 2017

Adriana, La Siesta de los problemas, y la estupidez humana


05 abril 2017

Siesta, la siesta, si, ya sé, todo el mundo sabe lo que es una siesta, incluso yo, alguna vez, la he practicado, pero lo cierto es que cuando lo he hecho el dolor de cabeza no me ha abandonado hasta el día siguiente, pero resulta que un estudio realizado por la Universidad de California, Berkeley, ha confirmado beneficios cognitivos en la práctica de la siesta. ¡Qué horror! y yo aquí, sin saber usarla, qué pena, ¿verdad?. Si quieres leer el artículo que así lo afirma pues aquí te lo dejo: http://ht.ly/4gz0J.

Pero resulta que hoy, casi caigo en la tentación de hacerlo y, la verdad, es que no se muy bien si la he hecho o no, y me refiero a la siesta, me ha pasado por la pantalla de la imaginación varias situaciones que, así, hacen que entre en el mundo de la duda. Voy ubicando los problemas que crujen en mi interior. Por una parte oigo que Edurne le ha dicho a Risto Mejide: "¿Te puedes callar un poquito?" y me empiezo a acordar de todos aquellos pensantes que decían que lo importante de la Sociedad moderna es estar al tanto de lo que dice el Presidente del Gobierno o del mismísimo ministro de Hacienda, por si hay que irse a Guatemala de inmediato. Pero no, veo que lo que importa, por encima de cualquier otra pena, cual fuera el paro de mi sobrina o la del hijo de La Loli, son las Primeras declaraciones de Paula Echevarría tras su separación de David Bustamante y yo ante esto que me sucede no puedo hacer nada, tampoco.


Otros no se lo explican, (lo de la estupidez humana), cuando de hablar de tabaco se trata y me sacan unn artículo ya con canas: “La lucha de los cardiólogos contra el pasotismo en el que se ha instalado una sociedad fumadora, cada vez más obesa y acumuladora de colesterol es tarea difícil.

Luego en un blog cercano descubro que hay muñecas orgásmicas, si, eso he dicho, orgásmicas, a mi me ha costado entrarlo en este sueño primaveral vespertino.

Pero lo de hoy, el sueño-siesta de hoy, no tendría ninguna relevancia si, al final de su recorrido no me hubiese despertado con estas curiosas imágenes que han aparecido solas, como si un impulso volátil lo hubiera hecho por mi,  que me han devuelto a la realidad del dimensionado de los problemas y a la importancia que tienen  en nuestra vida saber cuales lo son y cuales no, antes que la propia vida. Cosas que no debiéramos olvidar nunca, especialmente cuando hablamos de lo desagradecidos que somos con la vida que tenemos y de lo mucho que le debemos por el simple hecho de que nos deje estar con ella.

Adriana, todo un ejemplo de vida, nos habla de ella, de la vida, de su vida:



10 comentarios:

  1. Las pantallas en negro dignas de enmarcar y guardar. ¿Siesta? Pues no me hacía falta nada más que eso para terminar de triturar la noche con la de cosas que leer y conocer. ¿Lo demás? Pues que cada uno se cultive como quiera arriesgándose a recolectar después los frutos adecuados. Feliz tarde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esos sueños son fruto de una mala cena, digo yo, amiga María Paz ... o de turbios pensamientos. Nada grave, de momento, de momento me da cierta pena tanta desfachatez educativa e informativa, luego ya se me quita ... me despierto.
      Feliz tarde, amiga

      Eliminar
  2. Jajaja, no soy nada de siesta, querido amigo. Me ocurre igual que a ti.
    Respecto a la estupidez humana, no tiene solución...
    He pensado lo mismo más o menos, escuchando la noticia tan "importante" sobre todas las demás, sobre las declaraciones de la guapa asturiana. Y es que hemos llegado a unos grados de estupidez muy profundos.
    Te envío un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, amiga Maripaz, la estupidez empieza a estar a nivel muy alto y muy repartida ... no obstante, lo soportaremos, no queda otra.
      Feliz viernes

      Eliminar
  3. Yo no soy muy de siesta,pero ahora con eso de madrugar tanto para el fisio, me estoy acostumbrando a "la cabezadita en el sillón" y no sabes lo bien que me sienta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me duele la cabeza y luego aún duermo menos de noche ... un horror. Además, ¿Dormir, para qué? Con la cantidad de cosas que tenemos que hacer es mejor no tener sueño.
      Feliz viernes

      Eliminar
  4. Yo procuro no ser desagradecido con la vida que llevo, soy consciente de que solo tengo una y hay que disfrutarla al máximo. Alabo en ese sentido a los animales, ¿te has fijado alguna vez? No sienten demasiada compasión por sí mismos. Se les nota cuando pierden una extremidad: desde el minuto 1 intentan hacer vida normal sin pensar en posibles limitaciones. ¡Ojalá tuviera esa capacidad yo para encajar los bofetones de la vida!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, Holden, es cierto, ojalá pudiéramos tener la capacidad para sufrir que tienen los animales.
      Tu comentario, amigo Holden, enriquece este humilde espacio. Te guardaré una silla más cerca de la barra, te lo has ganado.
      Un abrazo y feliz viernes la nuit

      Eliminar
  5. Esto es como en la antigua roma: fiesta y circo para "olvidar" los problemas.
    Y las discapacidades, en muchos casos, solo están en nuestra mente, en nuestra forma de enfrentar el mundo con las herramientas que tenemos.
    Saluditos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Little, tendremos que aprender a hacerlo como dices.
      Feliz martes

      Eliminar