a:hover { text-decoration: underline;

viernes, 5 de mayo de 2017

Mis sueños horrendos


Pierre Auguste Renoir (1841-1919) - El niño gato1868 -óleo sobre lienzo


05 mayo 2017

Intentaba esconderme detrás de las paredes del muro de mis pensamientos mas  horrendos. Nada era como pensaba, el pulcro saber viviente se había convertido en satán y danzaba al son de una tenebrosa música lanzando a su vez sus obscenas proclamas sin descanso alguno, todo sonaba a  rito malvado, sangrante, de odio mal interpretado y perdido en el amor incipiente que ofusca las vidas de aquellos que la sufren. No podía ni sentirme, la confusión que creaba en mi era insostenible, ninguna mano sin mancharse de púrpura podía arrancarme de ese sentimiento de dolor que produce verse flagelado en la plaza pública por el que ostenta el hasta ahora pulcro saber. La vehemencia de la ignorancia es el gran enemigo de mis noches en vela, no quedaba otro camino, no existía mejor condena, ni peor alegría, solo quedaba ella: La Fuga ... ¡¡¡ DESPERTÉ !!!






4 comentarios:

  1. La vehemencia siempre, las prisas, el desconocer qué vendrá y cómo. No sé si el refrán ese de..” es mejor no saber tanto” vendría a cuento, pero a veces Ese que ostenta la máxima sabiduría sabrá por qué lo hace aunque no lo entendamos y lo aceptemos. Dolor mucho, rabia infinita y ese derecho al pataleo que a todos nos asiste hacen que echemos el freno y digamos…hasta aquí, yo no puedo ni debo fugarme. ¿Noches en vela? Te podría contar cuando y cuantas estrellas están de guardia por las noches. Feliz fin de semana y…¡ah! Pásatelo lo mejor que puedas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, amiga María Paz, de vez en cuando me gusta jugar a ser poeta y entro en trance ... entonces me salen estos textos horribles que cuando los leo no me puedo creer que los haya escrito yo ... seguro que son fruto de los cafés de madrugada.
      Feliz viernes, de tarde y de nuit ... que de todo se vive.
      Un abrazo, amiga

      Eliminar
    2. De horribles nada...solo expresas lo que sientes. Y aquí la cafeína poco tiene que ver. Buena tarde de nuevo.

      Eliminar