a:hover { text-decoration: underline;

lunes, 24 de julio de 2017

Ser Progre a los 70, morirse, la muerte y el café de madrugada



24 julio 2017

Hoy vacaciones, pero antes dejadme que os cuente una corta conversación entre dos compañeros de banco - banco de sentarse - para seguir conviviendo conmigo mismo en la idea de que ser viejo no es ser un "ido", ni un farol apagado en una negra noche en cualquier calle Tapies de cualquier chino de los de antes:

- Oye, mira Jorge, una cosa es morirse y otra cosa es la muerte.
- Pues mira Expedito, yo creo que ambas cosas son distintas pero parecen lo mismo. Lo peor y lo que las distingue a una de la otra, es el tiempo ... el tiempo que tarda una en convertirse en la otra.

Terminaré mi discurso vacacional de hoy con la misma pregunta y respondona respuesta, que le hice a los dos amigos y compañeros de banco y a mi mismo:

- ¿No quedamos en que eso de morirse es sólo un síntoma y que nada tiene que ver ni con la vida, ni con la muerte?

Los dos me contestaron lo mismo: "Enrique, vámonos al Ateneo a por nuestro café y dejémonos de apologías a lo "progre" que ya tenemos muchos años para tanta filosofía inútil".





4 comentarios:

  1. Suerte si te vas de vacaciones, sean las que sean. Desconectar es sanísimo, pero también, y esto no lo entiende quien no lo padece, una forma de adecentarla soledad de todos los días. Cierto, hay quien está muerto en vida y hay quien vive todos los días a base de cosas triviales. Me tengo por estos últimos entre los que creo mantenerte como amigo. Buena semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, amiga Paz, nos mantenemos ahí, en la necesaria trivialidad. Feliz día compañera y, ah, lo de las vacaciones es solo un decir y un gesto de bajar, algo, los brazos, bueno, más bien los dedos que mueven el teclado.

      Eliminar
  2. Pues yo digo igual que si hubiera estado en ese banco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bien, Tracy, vente tomamos un te o lo que sea, yo estoy al fondo a la drecha.

      Eliminar