domingo, 4 de febrero de 2018

Fue lo mejor de mi inexistente sueño

Ildiko Stankulov

Imagen: Ildiko Stankulov

04 febrero 2018


No me acostumbraba a la oscuridad, ni a la luz, ni al vino, ni a la leche, ni al tomate, ni al pepino, ni al pan sin tomate, ni siquiera a las palabras no habladas, tonterías de niño pijo, pensaba yo, pero sentirme volando al lado de ella me pareció lo mejor de mi sueño.





enriquetarragófreixes



4 comentarios:

  1. Volar y en la compañía deseada, qué mejor mi viejo!
    Casi un sinónimo de sueño.

    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, gracias, Frodo, comprendiste el mensaje.
      Un abrazo de domingo

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Así es ... y dura, y dura, y dura ... y rezo cada día por que siga así, amiga Tracy

      Eliminar

Este blog comparte contenidos aunque con distinto título para evitar duplicidades de búsqueda, con otro de mis blogs a modo de copia de seguridad, el uno del otro:

https://enriquetarragofreixes.wordpress.com/