jueves, 15 de febrero de 2018

Un chaval de 30ytantos, su denuncia y el estornudo final

15 febrero 2018
– Me senté a escuchar la charla que iniciaba un chaval de unos treinta y tantos.
– Se notaba que no había asistido a ninguna de mis charlas sobre como hablar bien en público o como ser líder sin serlo, pero, tras un leve carraspeo, se arrancó y lo hizo entrando a saco, sin preámbulos:
– “Los políticos están más preocupados por sus propios intereses electores que por resolver los problemas de la gente”
– “Tengo la impresión que La Justicia solo condena a los miserables y que los ricos de poder ni se les condena, ni devuelven el dinero robado”
– “Tengo la impresión que todo lo que se mueve a mi alrededor es o está influenciado por la corrupción y no sólo la Administrativa”
– “Si eres mujer y no te dejas adorar por el Jefe o por cualquier jefecillo, incluso, no tienes futuro laboral salvo que le eches valor, entereza y mala leche … o mucha suerte”
– “Si quieres que un médico especialista de la SS te vea rápido o quieres una Resonancia Magnética de urgencia en un Hospital Público, por ejemplo, sólo es posible si tienes un primo o un amigo dentro del sistema sanitario y eso lo es a pesar de tu gravedad, no, eso no importa a nadie que dirija lo Público en la Sanidad, que se dice que es de todos”
– “No eres un buen directivo para tu empresa si no eres capaz de tener una amistad al estilo garganta profunda con algún concejal o algún político con poder que pueda darte alguna adjudicación administrativa de servicio … Llámese basuras, obras de todo tipo o la edición e impresión del catálogo de fiestas, por ejemplo”
– “Hablamos de que el aceite de Palma es nocivo para la salud pero después del escándalo inicial lo cierto es que se sigue vendiendo, igual que la sacarosa, el ciclamato o cualquier componente químico que se añade a todo preparado alimentario o alimenticio que inunda nuestros supermercados más prestigiosos y todo ello con la extraña connivencia de las autoridades sanitarias”
– “Lo de OXFAM, hablando de machismo, puterío descontrolado, acoso laboral y abuso de poder en el mundo de las empresas, no es que se produzca sólo ahí, No, las ONGs no son más que un reflejo de lo que sucede en toda nuestra imperfecta y maloliente Sociedad occidental. El poder se convierte en abuso y los que más lo sufren son menores y mujeres … no cerremos los ojos donde no queramos ver la realidad, esa no es la solución, el abuso y el acoso existe y es de necios no saber verlo”
– “Oigan, amigos que me escuchan aquí: ¿De verdad vivimos en el idílico mundo que a ustedes se les ofreció en la cruzada libertaria de los 60 y 70 del siglo pasado?”
– De pronto, uno de los asistentes del fondo, junto a los aseos, estornudó sonoramente y cual espontánea lluvia de verano, roció de su pecado sanitario a todos los de su entorno pues no lo hizo una sola vez, ante lo cuál, el conferenciante, paró su discurso y dijo: “Usted, el de los estornudos, siento haberle reventado la pituitaria con mis lamentos pero apáñese como pueda y sin quejarse mucho, pues si tiene que ir al médico y este decide mandarle al neumólogo éste no le recibirá hasta septiembre que esa es la demora que sufren los asegurados a nuestra gloriosa SS en nuestra próspera Spain de nuestros gloriosos gobernantes … y que son muchos y con sueldo alto, por cierto”.
– Todos rieron, reímos, pero debiéramos haber llorado – pensé – Pero lo arregló nuestra barista de lujo con un … ¡¡¡ Pacharán para todos, paga la empresa , que bastante os han soplado con los siete euros de la entrada para escuchar a este “novato” !!!
– Y lo que pasó a continuación no tiene historia, todos comenzaron a hablar de la Loli, de su colita, de la niña de la cofia y su minifalda, de los nietos, del tiempo que hacia que no los veía, de los reproches del niño que no quiere que enferme su padre para que no moleste y esas cosas siempre tan agradables que suelen contar mis amigos del Ateneo … que son, como todo el mundo sabe, lo mejor de cada casa, sí, gente sencilla, gente que sólo quiere vivir … y que le dejen hacerlo … a su manera, lo cuál, también a su manera, no es más que una forma de querer morir como uno quiera.

.




2 comentarios:

  1. Y no hablasteis de la sesentera atractiva mientras libabais vuestro Pacharán? Ohhh
    Por cierto, el conferenciante no era precisamente"la alegría de la huerta". En fin, quizás eras realista.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, Conchita, puro pataleo, el muchacho se desahogó como pudo y quiso. De vez en cuando hay que escucharles y lo cierto es que duele ver su desencanto.
      En cuanto a las sesenteras siempre son la alegría de la Playa o de La Huerta, depende de si estoy en Playa o en Murcia, para nosotros son verdaderas niñas, ten en cuenta que la mayoría rondamos los setenta y claro, además, nos hacemos llamr así, sesentones o setentones pues queremos reivindicar nuestro estado, no todos los que así pudieran llamarnos en tono despectivo podrán llegar a ello, a tenerlos como los tenemos nosotros. Nuestro estado de ánimo, virtud y veterana juventud, es envidiable ... jajaja
      Un abrazo amiga y feliz viernes

      Eliminar

Este blog comparte contenidos aunque con distinto título para evitar duplicidades de búsqueda, con otro de mis blogs a modo de copia de seguridad, el uno del otro:

https://enriquetarragofreixes.wordpress.com/