sábado, 10 de marzo de 2018

Fama y Talento ... no es lo mismo


10 marzo 2018

Buscar las razones por las que el prestigio, el talento y/o la dedicación, no son virtudes que alteren la ansiedad del pueblo, que no del populacho, es algo que cada vez, siendo más frecuente en la Sociedad actual, entiendo menos. Es como cavar tu fosa a  instancias de alguien con pistola sabiendo que vas a  acabar dentro de ella.

Veréis: Paseaba más que andaba por la Calle Mayor de La Huerta, donde puedes apreciar el calor del saludo de cualquier ser que por tu lado discurra sin que los conozcas de nada, que huele a sopa, a leña y que si palpas las piedras de las paredes de sus casas sientes toda su historia como si de una extraña visión se tratara bajo tu retina a poco que cierres los ojos mientras lo haces. Ves pasar a muchos de aquellos que con su talento montaron su personal imperio en el mundo de la huerta más ancestral y tradicional,  ves a ese hombre que creó su negocio de vaquerías y que nunca nadie le prestó un duro para ello, ves a ese creador de la moda huertana que hizo furor con su atrevido escaparate mostrando maniquíes con trajes de baño de poca ropa en una era en que la moral estaba por encima de la razón y muy por debajo de la hipocresía. Todos ellos mostraron talento a la hora de crear negocio, riqueza y labor para sus paisanos sin que nadie, ni entonces, ni ahora, se le reconociera fama alguna. Hoy, penosamente ni serían, ni son, noticia ... el talento, hoy, es una cosa y la fama es otra muy distinta. El primero ni se conoce, la segunda ...  se consume y se olvida. Yo, entonces y ahora, me gustaría quedarme con el primero, pero no puedo olvidar la viñeta-chiste que me mandó un olvidado amigo con talento que se ha quedado, a su vejez, para llenar de mensajes nuestro guasap y que decía, más o menos, algo así : ...
"¿Cómo le explico a mi nieta que su icono no debe ser la impresentable choni  que gana 250.000 € al mes por hacer de gran imbécil del pueblo y lucir sus "gracias", en un DeLuxe para el horror, y no ese espléndido y joven abogado cum laude que ejerce de camarero en el Saratoga y que gana o le pagan, 140 € a la semana por servir copas en jornadas de 12 horas?"
Me lo expliquen ... se lo expliquen ... yo ya me voy o me iré pronto, claro, ¿pero no creéis que alguien, por el bien de los enanos de hoy, debiera hacer algo para ponerle freno a tanto horror? - Por el bien de las generaciones futuras, espero que los Príncipes, Princesas, Chonis y Futbolistas del síiiiiii del pueblo del vip más imbécil de hoy, sean estériles.

Por favor ... jóvenes sensatos de hoy: ¡Hagan algo!


..





6 comentarios:

  1. Mira Enrique, te comento lo primero que se me viene a la cabeza. Una Guerra, si. si, además estamos haciendo méritos suficientes como para ello. La historia se repite, el hombre, imbécil por naturaleza, comete los mismos errores de siempre solo que en diferentes escenarios.
    SAlud en Paz, por eso, eh amigo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, eso antes era una forma de resetear a la Sociedad, una guerra mundial cada 30 años, pero ahora una guerra total es el fin del planeta y, de momento, parece impensable, amigo Toni, o eso creo.
      Un abrazo, amigo i bona nit

      Eliminar
  2. No me extraña, Enrique, que en este tema no muestres el optimismo de costumbre. Es tremenda la frivolidad con que cualquier personajillo ocupa puestos en la sociedad que nunca les correspondería por méritos propios. Afortunadamente hay también mucha juventud trabajadora, responsable y sensata fuera de esos escenarios de estupidez que tanto abundan.
    Ánimo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, amiga Conchita, quizás denunciándolo sin parar sea una forma de advertir ... un granito de arena, pero es algo más que nada.
      Un abrazo y feliz noche

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Y yo enrojezco, querida amiga Mucha .
      Feliz domingo poetisa de América

      Eliminar

Este blog comparte contenidos aunque con distinto título para evitar duplicidades de búsqueda, con otro de mis blogs a modo de copia de seguridad, el uno del otro:

https://enriquetarragofreixes.wordpress.com/