viernes, 17 de junio de 2022

Diez minutos al sol, justo cuando los bombones se derriten

Fotografía de etf (tomada hoy)
 

17 junio 2022

- "Enrique, es imprescindible que todos los días tome diez minutos de sol, pero siempre antes de las doce del mediodía". (dixit, mi médico ayer).

- Dispuesto a cumplir la orden, a eso de las diez y algunos minutos, me senté en mi silla con ruedas, la que uso para andar, y lo hice junto a la piscina pues me pareció que allí podría estar más fresco.

- A lo lejos y con voz que saldría de algún personaje oculto en alguno de los balcones cercanos, oigo una cariñosa voz que dice: "¿Estás loco? sal de ahí, lelo, te vas a derretir".

- Antes de cualquier otra reacción, mi niña se me acerca al oído medio bueno que me queda y me dice: "No te alteres, ni pongas esa cara, te acaban de llamar bombón".

- La estupidez insiste siempre para que no la olvides, pensé ... y la inteligencia del amor verdadero, también.


@etarragó



.

10 comentarios:

  1. Y que ternurita la inteligencia de ese amor verdaderoooooo...!!!!Morí de amor... Bombón jajjjajajaj pero creo que te ibas a derretir en serio eh? jjajajaja No hace un calor de novela??? solo que te pongas a las 8 am.. Besossssss y efectivamente, el sol es importante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eres genial, querida Eli, siempre amable, siempre empujando, apoyando. ¿Cómo no te he conocido antes?
      Un abrazo muy fuerte, de sábado.

      Eliminar
  2. Jajaja muy bueno..... y a los bombones hay que conservarlos frescos 😊.
    Me encantan las piscinas, y esa se ve espectacular ideal para refrescarse.
    Un gran abrazo Enrique!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Gra, simpatía a raudales la tuya, siempre. Me pregunto: ¿Qué haría yo sin ti, sin vosotros? ¡qué buena gente sois!
      Un abrazo muy fuerte.

      Eliminar
  3. Animo y tu has lo que quieras pero cuidate. Te mando un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Judit, lo intento y de momento, no puedo quejarme de los resultados.
      Un abrazo transoceánico.

      Eliminar
  4. Cierto amigo. ¡Ambas cosas!
    Ya contar con una "niña" como esa, esas, pues aquí también florece la mía, una especie de "suerte" o merecimiento de nacimiento... (Caigo en la cuenta que he puesto dos veces la terminación "miento"... Y vive Dios que razones para ello, el mentir, no hay!!!)
    De nuevo abrazos Enrique.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre ocurrente, amigo Ernesto. Esa suerte nos acompaña y nos da vida y felicidad ... desde siempre, sin esa suerte no sería yo.
      Un abrazo muy fuerte, de sábado, hoy será un día largo... con su noche y resucitada, la nuit, pero ahora en sábado.

      Eliminar

Este blog comparte contenidos con otro de mis blogs a modo de copia de seguridad, el uno del otro:

https://enriquetarragofreixes.wordpress.com/