a:hover { text-decoration: underline;

miércoles, 26 de diciembre de 2012

El Jefe de Prensa y su guapa directora

 

Jefes de Prensa 2010

 
26 diciembre 2012         31 julio 2010

Un Jaquer me robó la cuenta de Google me dio de baja al ser descubierto y ellos, los de Google, no me la quisieron reponer. Por eso, ahora, intento reponer desde WordPress, hacia esta nueva y joven cuenta, donde publico simultáneamente esta página desde mayo de 2007, todas aquellas entradas que formaban parte de mis referencias. Hoy dejo aquí una de ellas. 

Antonio ha salido ya muchas veces aquí, pero ella, la Directora Jefa de Prensa, solo una: La importancia de ser una buena Directora de Prensa. Yo no sé que haría sin ellos. Son ya casi 20 años viéndoles cada madrugada para comprarles la información que solo ellos me pueden dar: Prensa, el primer comentario del día sobre cualquier cuestión, que, por tonta que pudiera parecer, a esa hora es importantísima. “Antonio: ¿Va a llover hoy?” – Y Antonio te lo pronostica de la misma forma que lo hace con el resultado del próximo partido del Hércules. 

Da gusto verlos madrugar, ver como se mueven a la hora de organizar toda esa información en el mostrador una vez la recogen en esos enormes paquetes que dejan los repartidores a la puerta de esa gran y maravillosa feria que es su Quiosco. Ellos son esa especie de “currelantes” en extinción, pero que nunca se extinguen. Aunque él no lo sepa, cuando compro el periódico o la revista de turno, me quedo sentado en el coche haciendo ver que estoy leyendo lo que acabo de comprar, pero no es cierto, estoy viendo como se mueven, como atienden a los clientes, como torea al personal, como informa, ver como atiende a cuatro clientes a la vez es digno de ver y de imitar, si se es capaz, claro. Si un día tenéis tiempo, acercaros a verlos, vale la pena hacerlo. Es una lección práctica de como se puede hacer bien un trabajo y que además guste a todos, incluso a los clientes. 

Y es que Antonio y su bella Directora, son tan imprescindibles para mí como el mismo Cohonesto, su vecino del alma. Por eso, desde aquí, doy gracias a los tres, sin ellos mi vida no sería igual.


2 comentarios:

  1. Siempre que paso por ahi y veo a tu Jefe de Prensa de me acuerdo de tí, por no hablar de Cohonesto.....mi mujer me mira extrañada cuando yo me quedo "atontaó" fijando mi mirada en este, jeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Haz como yo, procura que nadie te vea, pueden pensar que estás loco, amigo Antonio.

      Eliminar