martes, 25 de diciembre de 2012

Hey, los de ahí arriba: Bon Nadal


Hay un camino desde tu corazón al mío


25 diciembre 2012

Vivir en un barrio nuevo tiene una gran ventaja, si, en ellos no hay fiestones de Nochebuena pues ahí no viven los padres de  casi nadie. Todos los hijos se van a los barrios viejos y vuelven a los barrios nuevos a eso de las tres, las cuatro o las cinco de la mañana dependiendo ello de la lejanía y estado de salud del conductor. Si vives en uno nuevo y no celebras la Nochebuena a eso de las cuatro te enteras que se ha terminado la Nochebuena. Puertas y tacones te lo advierten. Mas tarde, a eso de las ocho, la luz empieza a dar vida a la sala de dormir. Ya es Navidad y … ay, cuantos recuerdos.

FELIZ NAVIDAD


 


1 comentario:

Este blog comparte contenidos aunque con distinto título para evitar duplicidades de búsqueda, con otro de mis blogs a modo de copia de seguridad, el uno del otro:

https://enriquetarragofreixes.wordpress.com/