martes, 7 de mayo de 2013

La belleza de lo antiguo ¿O qué?



7 mayo 2013


Me entera Arturo, esta madrugada, que ayer en el programa del César Vidal contaron que Rajoy tiene 60 asesores de los que ninguno tiene el graduado escolar y que Rosa Díez le ha explicado, con cifras en la mano, a Rajoy, en el Parlamento, que con solo evitar duplicidades entre las distintas administraciones públicas que nos desgobiernan, acosan e inquietan, ahorraríamos 36.000 millones de €. Lo mas curioso es que cuando ha terminado de contarme una y mil aventuras y logros de su mili en África a las órdenes del glorioso y olvidado Ejército Español y de su participación en las escuelas del  Movimiento Nacional de la época, ha soltado un epílogo a su mas puro estilo nacional convencionalista: 

- “Enrique, ya sé que tú no comulgas con lo que te he dicho, pero no dejo de saborear, día tras día, aquello que ahora llamamos antiguo, si, aquello que nos llevó hasta aquí” 

– ya no he querido preguntarle si al hablar de lo antiguo se refería a la años 40/70 o a la del 78 “pacá”, no, no lo he hecho por miedo a que me lo contara, pero a mi me ha dado por meterme en el barrio viejo de mi nuevo pueblo y si, me ha gustado sentir esa belleza, la belleza de lo antiguo, de la maltratada y olvidada piedra antigua.

4 comentarios:

  1. Te contaré un secreto. En ocasiones cuando puedo, me pongo mis gafas de sol* y me sumerjo en el barrio antiguo de mi niñez que tu conoces bien (Gral. Shelly, Calle Valencia, Les Palmeretes....) y dejo que vengan a mi recuerdos de mi infancia, y con ellos las lágrimas furtivas que se me escapan, no diré sin querer, sino queriéndolas, y mucho. Pero pssss, ya sabes, que nos entere nadie.

    * Supongo que habrás entendido lo de las gafas desde el principio, aún asi...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, Antonio, a mi me pasa lo mismo y cada vez mas seguido. Un abrazo

      Eliminar
  2. Yo ni siquiera tengo nostalgia por ese pasado que suponía humillación a los vencidos, "vivir" perdonándote la vida, soñar como Carpanta... En fin, no sigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco, María Luisa, como dirían los queridos enanos virtuales de hoy: XD. Pero cuando un plasta te cuenta lo suyo y si, además, lo suyo es lo que es, pues eso, me refugio en la Piedra querida, mis ladrillos, mis obras hechas, el trabaho hecho en cuarenta y cinco años de profesión, con ilusiones de futuro, metidos en política sin cobrar nada por ello, XD, era como ir a una reunión de vecinos. En fin, yo si me acuerdo de aquello, pero desde luego no de lo que algunos intentan reconducir el descontento actual.

      Eliminar

Este blog comparte contenidos aunque con distinto título para evitar duplicidades de búsqueda, con otro de mis blogs a modo de copia de seguridad, el uno del otro:

https://enriquetarragofreixes.wordpress.com/