a:hover { text-decoration: underline;

lunes, 20 de mayo de 2013

La educación en España es una “excreción anal” y todos, todos, tenemos la culpa

DSC02646

Esta foto solo está aquí porque muestra una botella antigua, si, de las que hoy ya no se fabrican

20 mayo 2013

Resulta casi inevitable encontrarte discutiendo sobre el Plan Educativo de nuestros males y no hablar del Wert sin que nombren a su madre o de las bondades de la enseñanza que nos dieron a nosotros en los 50, en los 60 y hasta en los 70, de todo hay. Pero cuando hablan o hablas, de los 60 es como nombrar la bicha. “¿No me digas que tú eres facha, Enrique? – ¿No me digas que te gustaba la asignatura del FEN y los textos del Vela y Ancla de la época?” – Al mediocre le encanta generalizar y en eso, seguramente, nos hemos convertido todos, si, en simples generalistas.

No se quien hablaba hace unos días de que las contiendas entre la gente patria tarda a veces mas de un siglo en repararse. No podemos reclamarle a los nietos de aquellos Nazis de los 40 que devuelvan la vida y todo el mal que hicieron a la humanidad o a los hijos de los Videla y cía que repongan todo lo que hicieron con sus compatriotas sus padres o sus abuelos. Quizás por eso, aquí, no somos capaces de olvidar que fue el Obispo Almarcha el que con su actitud inquisitoria mandó a la muerte a Miguel Hernández. Esa peculiar ceguera, que, por otra parte, parece propia entre los humanos, no nos deja olvidar la existencia de las dos Españas y mientras nuestros jóvenes son ya el despropósito universitario y de la formación profesional europea, nosotros aún debatimos si es de derechas imponer esfuerzo, dedicación y disciplina en los sistemas educativos del hoy y si es de izquierdas la disciplina contemplativa y la Educación para La Ciudadanía. La falta de consenso lo llevamos en los genes y todos, todos, nos oponemos por oponernos a todo lo que nos proponen y eso, los unos y los otros, ciegos de saber, de inteligencia y de oportunidad, no hacen mas que cavar la fosa, más y más honda cada día, entre la formación de nuestros jóvenes y la de los del resto de nuestro entorno.

Por favor, si, por favor: "¿Hay alguien que ponga coto a todo este continuo despropósito?”

Nota: Por aquello de que uno tiene nietos en edad escolar incipiente, mi autocensura me impidió colocar la palabra mierda en el título por lo que el mismo habrá perdido fuerza pero habrá ganado modo. Ya se sabe, cosas de la educación, a mi me educaron en las escuelas de los 50 y 60.

 

El Periódico de Enrique

 

Los Blogs de Enrique @etarrago en Google+

Los Blogs de Enrique en Facebook

Enrique en Facebook

Enrique en so.cl

Enrique en Twitter

Enrique en Pinterest

Enrique TF en Google+

http://vozme.com/index.php?lang=es

 

 

Enrique Tarragó Freixes

6 comentarios:

  1. Foto impagable amigo. En cuanto a la deriva educativa de nuestro país que cabe decir. Estos nos necios no sólo están comprometiendo nuestro presente, sino (y lo que es más grave) el futuro de nuestros hijos y en tu caso nietos. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es amigo Argy, eso duele aún más. Por cierto, la foto de la botella de Otelo es de esta madrugada, aún la conservo tras unos veinte años en un escondido trastero. Una delicia.

      Eliminar
  2. Totalmente de acuerdo Enrique!!!
    Un beso grande, que tengas una buena semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta coincidir contigo, Eva yo soy un principiante en esto.
      ================ de grande para ti y feliz semana para ti, también.

      Eliminar
  3. Si para las aulas públicas hay cada vez menos dinero, se puede debatir sobre lo que se quiera. El problema es otro.

    ResponderEliminar
  4. Si, María Luisa, de eso me quejo, creo que el problema siempre es otro. Antes hablábamos de educación, ahora hablamos de los problemas de la educación, de los de los docentes, de los de los alumnos, de los del sistema, solo hablamos de problemas cuando el problema es la educación y no la política, querida y admirada mi Maestra favorita. Me estoy haciendo mayor, ML, no me hagas mucho caso.

    ResponderEliminar