a:hover { text-decoration: underline;

miércoles, 3 de julio de 2013

Una comida sexual sin sexo, solo amor

20130703_144726

03 julio 2013


Varios meses sin amor contextual, si, de esos que aunque se saborean, ni manchan, ni dejan dolores inoportunos. Hoy me tocó a mi. Uno de los Iconos de mi vida profesional y personal, hoy, se le cayeron los calzones de la témpora y coció un ratito de amor sin freno delante de un arroçet celestial, frente a mi.

Ah, se me olvidaba: Se puede comer mal, regular, bien o en Casa Pepe. Gracias Pepe, yo también TQ.



3 comentarios:

  1. Desde luego la pinta no es para quererlo, sino ¡para adorarlo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, Alacantí, esa es una buena definición de lo siguiente. Gracias.

      Eliminar
  2. Vaya arrocito que nos muestras ,Enrique , por Dios . Se me cae la babilla como a los perros de Paulov ;).
    Que digo yo que a mí también me gustan esas comidas sexuales sin sexo . Tienes unas cosas !! jajaja.
    Amor del bueno, del incondicional . De ese que escasea, aunque a veces me hago "la pregunta existencial": Realmente existe?
    Como decía mi padre : Bueno, incondicional incondicional ... " eso es un decir" ( valga la redundancia )porque al final esperamos, y esperamos algo. Y si no ya me dirás, mi querido amigo Enrique, si nos habríamos zampado ese arroz si no tuviera la condición explícita de que lo habían preparado en Casa Pepe, él y su equipo son unos ases.
    Me alegra mucho tu enamoramiento patente hacia el/la compañer@ comensal que ha hecho de tu comida un ..se podría llamar "orgasmo gastronómico "? jajaja. Besotes.

    ResponderEliminar