a:hover { text-decoration: underline;

jueves, 1 de agosto de 2013

Los Egipcios del poder o aquello de hacerse el egipcio con clase

disfraz-egipcio1
Le llaman a lo de hacerse el egipcio a ….. bueno, ya lo sabéis y, ah, no va por nadie

01 agosto 2013


Unos me han dicho que han reconocido la foto y otros me han dicho: “Enrique, no me esperaba eso de ti” – Ni caso, cosa de ex jefes. Claro que si me lo hubieran dicho hace diez años estaría ahora emborrachándome y contándole a alguna mulata que mi hermana no me quiere y que mi jefe tampoco, pero ahora …ahora me da la risa floja. “Cobarde”, me espeta uno de mis vermutianos colegas. “ eras un asqueroso pelota y ahora vas de pasota, Enrique. Eres como un vulgar ex presidente de alguna Cosa o Causa, Empresarial. Hablas y hablas y no tienes NPI de nada”, me dice otra.

Vaya, y todo esto me pasa por haber escrito hace cuatro años el artículo “Las vacaciones de los Pijos del Poder”,  y, ah, no ser, ninguno de los que se han “manifestado-e” el excluido, como digo al final de esa bloguería. Bueno, sí, de algo ha servido el viaje, de algunos me he enterado que, además de vivir de pura madre con lo que les dieron para echarlos dada su “brillante” y nefasta ejecutoria, aún están sanos y muy vivos. 

No está mal. No obstante y haciendo honor a la verdad también diré que nunca los echaban por ser buenos o malos, no, los echaban porque echaban primero al que los convirtió en egipcios del poder, es decir, bueno, eso, ya me entendéis. Gente con pasta, gente con clase, si, gente con poder, gente que tiene arte para dejar las empresas que dirigen como un solar. Mucho mérito.

No creáis, el mejor halago ha sido el de uno de ellos, muy andaluz él: “Enrique, sigues siendo el mismo cabro…zo de siempre”. Y es que no hay nada como, a estas alturas del camino, tener, aún, amigos ex jefes en cualquier esquina y ojo que no va con segundas. Todo un lujo.

Nota: Advertiré que el contenido de esta bloguería existe solo en mi imaginación, la realidad es, siempre, mas cruel.






No hay comentarios:

Publicar un comentario