a:hover { text-decoration: underline;

lunes, 16 de septiembre de 2013

Qué es una grosería?

57998_356744131092560_370856058_n
 
 
16 septiembre 2013

Y Marius, que es un chico tranquilo donde los haya, jubilata, gran conversador, hábil, fue un gran profesional de lo suyo y, especialmente, una gran persona, hoy ha explotado. Y lo ha hecho mientras se hablaba de lo de siempre en la cafetulia, es decir, de quien la tiene mas gorda, de lo HP que son todos los políticos, de lo impresionante que es salir de copas con Antoine y de lo grosero que éste suele ser hablando de sus conquistas.  Nuestro amigo Marius se levanta ante Pepe, qué era quien había soltado el último latigazo verbal, y se arranca: ¿Tú quieres que yo te cuente lo que es una grosería ….?
Grosería es comparar la jubilación de un  diputado con la de una viuda.
Grosería es que un ciudadano tenga que cotizar 35 años para percibir una jubilación y a los diputados les baste sólo con tres o con seis según el caso y que los miembros del gobierno para cobrar la pensión máxima sólo necesiten jurar el cargo.
Grosería es que los diputados sean los únicos trabajadores (¿?) de este país que están exentos de tributar un tercio de su sueldo del ISR.
Grosería es colocar en la administración a miles de asesores (léase amigotes con sueldo) que ya desearían los técnicos más cualificados.
Grosería es el ingente dinero destinado a sostener a los partidos aprobados por los mismos políticos que viven de ellos.
Grosería es que a un político no se le exija superar una mínima prueba de capacidad para ejercer su cargo (y no digamos intelectual o cultural).
Grosería es el costo que representa para los ciudadanos, sus comidas, sus móviles, coches oficiales, chóferes, viajes (siempre en gran clase) y tarjetas de crédito por doquier.
Grosería es que sus señorías tengan casi cinco meses de vacaciones al año (48 días en Navidad-enero, unos 17 en Semana Santa —a pesar de que muchos de ellos se declaran laicos— y unos 82 días en verano).
Grosería es que sus señorías cuando cesan en el cargo tengan un colchón del 80% del sueldo durante 18 meses.
Grosería es que ex ministros, ex secretarios de estado y altos cargos de la política cuando cesan son los únicos ciudadanos de este país que pueden legalmente percibir dos salarios del erario público.
Grosería es que se utilice a los medios de comunicación para transmitir a la sociedad que los funcionarios sólo representan un costo para el bolsillo de los ciudadanos...
Grosería es que nos oculten sus privilegios mientras vuelven a la sociedad contra quienes de verdad les sirven. Mientras, ¿hablan de política social y derechos sociales?
¡Qué grosería!...
Nada como tener amigos para que te abran los ojos en el momento adecuado. La cafetulia ha terminado como un fin de fiesta de las de Robín Hood, es decir, cañas con vodka, copas de anís del mono, cafés con Carlos III y cosas así, ya sabéis, cosas de gente aburrida, gente que le va la marcha de lo imposible, del hablar por no callar.
 
 
Las Cosas de Enrique #etarrago 
Enrique en Twitter
Enrique en Pinterest
Enrique TF en Google+
Enrique en So Cl
http://vozme.com/text2voice.php?lang=es


2 comentarios:

  1. Hola Enrique; cuanta razón lleva tu amigo. Lo malo es que después de soltarlo así todo seguido le podía haber dado un yuyu, ;)) y por supuesto esos bastardos groseros no se lo merecen.
    Un abrazo amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ten en cuenta, amigo-e Teo, que el discurso no fue así, exactamente, luego nos lo mandó por correo a petición nuestra. Luego acabamos, todos, a copazos de lo que fuere pero con gran sentido de la vital y necesaria cordialidad que nos une, dentro de la discrepancia.
      Un honor verte por aqui, Teo

      Eliminar