a:hover { text-decoration: underline;

miércoles, 15 de enero de 2014

Ella


15 enero 2014    -    04 julio 2016

Rebuscar en la biblioteca supone, siempre, encontrarte con una de esas mil notas que ella escondía en cada libro. Allí,  ella, pintaba sus alegrías y sus frustraciones, sus anhelos y sus penas en modo de pregunta. Ella era una mujer, extraordinariamente, singular. Pero andar en el cajón de "sus cosas" encontrando su dedal, sus agujas, sus viejos botones sueltos, y, como no, sus notas, es algo que sólo es comparable a ese estado que cuentan en los escenarios de ficción.  Ahora ya hay otra ella que me hace llorar en vivo cuando nadie me ve, pero ella, aquella, la que me cambiaba las gasas en mi niñez,  esa es la que motiva, siempre, esos inolvidables sentimientos de quien quiso ser y fue suyo.  Nunca hice nada mejor, nunca olvidé, ni olvido, a ninguna de ellas, la que fue y la que es fuente de mis suspiros.

Enviado de Samsung Mobile Note II





6 comentarios:

  1. Nunca deberiamos olvidar aquellas pequeña?s cosas, como canta mi admirado Serrat, pero por si ello ocurriese, ahí están ellas: esa especie de pequeñas minas emocionales que nos estallan así, de repente, dejandonos abatidos, expuestos a la vieja memoria de los recuerdos.
    Un beso, Enrique.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es, Marga y,a demás, de modo creciente con los años. Un abrazo

      Eliminar
  2. Nunca deberiamos olvidar aquellas pequeña?s cosas, como canta mi admirado Serrat, pero por si ello ocurriese, ahí están ellas: esa especie de pequeñas minas emocionales que nos estallan así, de repente, dejandonos abatidos, expuestos a la vieja memoria de los recuerdos.
    Un beso, Enrique.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es, Marga y, además, de modo creciente con los años. Un abrazo

      Eliminar
  3. Hermoso canto a la madre y a la mujer de tu vida. Yo que soy de lágrima fácil y bastante sentimental estas cosas que voy encontrando en la hemeroteca como te dije, hacen que mis ojos naufraguen entre lágrimas saladas. Buen comienzo de semana deseándote, una vez más, una óptima recuperación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, María Paz. La vela está puesta, solo hace falta que sople el viento.
      Un abrazo muy fuerte

      Eliminar