a:hover { text-decoration: underline;

lunes, 24 de febrero de 2014

Angélique Namaika: La mano amiga de los refugiados

24 febrero 2014

Pensando en el horrible proceder de las cadenas de TV donde idolatran a cualquier becerro de la ignorancia, estúpidos seres inmaduros,  reyezuelos de la “inculticia” y amantes de la grosería y la falacia, me acordé que hace unos días oí, en un excelente programa radiofónico, una entrevista que le hicieron a Angélique Namaika y me impresionó. Saber de su existencia, de su labor, de su altruismo, ayuda a creer en la especie humana. En este momento en el que ser religioso y católico, parece no tener sentido para la mayoría de nuestra sociedad, vaya aquí mi reconocimiento a tan digna y ejemplar mujer, que, sin necesitad alguna de ser religiosa, aunque lo sea, su actitud marca, sin duda,  el camino a seguir a tantos y tantos nobles dirigentes de la Curia Romana y, también,  a quienes no lo son, ni los entienden. Quizás, cuando el mundo vuelva a ser mundo, Angélique estará en nuestra vida diaria y en los DeLuxe de nuestras TVs. Hoy, le rindo a Angélique este pequeño homenaje, aquí:
 


La hermana Angélique Namaika



    image
“La hermana Angélique Namaika es una monja congoleña que lleva una década trabajando en Dungu, una localidad remota y aislada en el noreste de la República Democrática del Congo (RDC). Ayuda a mujeres y niñas desplazadas que han sido obligadas a huir de sus hogares por los grupos armados, entre ellos el Ejército de Resistencia del Señor (Lord Resistance Army-LRA).
Se calcula que actualmente unas 320.000 personas se encuentran desplazadas en la región de Dungu a causa de actividades relacionadas con el LRA o por la amenaza de ataques. La brutalidad del LRA es bien conocida y los testimonios de las mujeres relatan la terrorífica naturaleza de los abusos a los que se han visto sometidas. El trabajo individualizado que realiza esta religiosa ayuda a las víctimas a recuperarse del trauma. Además de los abusos sufridos, estas mujeres y menores vulnerables a menudo se ven condenadas al ostracismo por sus propias familias y comunidades a causa de la difícil situación que han vivido. Se necesita un cuidado y tratamiento especial para ayudarlas a curar sus heridas y rehacer sus vidas.
La hermana Angélique también fue desplazada a causa de la violencia en 2009. Conoce de primera mano el dolor de tener que dejar todo atrás y, en parte, es esta experiencia lo que la empuja día tras día a recorrer kilómetros en bicicleta por sinuosos caminos llenos de socavones para llegar hasta quienes necesitan su ayuda.
En esta aislada región del noreste de la República Democrática del Congo, la religiosa ha dedicado su vida a ayudar a mujeres y niñas desplazadas para que lleguen a ser autosuficientes y sean de nuevo aceptadas por sus comunidades.”



image
Cliquea aquí o sobre la imagen




2 comentarios:

  1. Menos mal que entre tanta basura se encuentran estos tesoros, verdaderos Santos y Santas en vida!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SI AMIGO ARGY. HOY, EN LA VERSIÓN WORDPRESS DE ESTE BLOG, (http://bit.ly/1hP3st2), EN UN COMENTARIO HAN DEJADO OTRA VIDA PARA ENMARCAR: [Dorothy Stang (1931-2005) fue una misionera de las Hermanas de Notre Dame de Namur, estadounidense, nacionalizada brasileña y reconocida por todos como una luchadora por los derechos humanos y sociales, que había recibido el título de Ciudadana de Pará. Fue asesinada en el 2005 cuando leía la biblia mientras caminaba a una reunión con sus apoyantes en la selva Amazónica.] http://es.wikipedia.org/wiki/Dorothy_Stang

      Eliminar