a:hover { text-decoration: underline;

domingo, 9 de febrero de 2014

Sentimientos

09 febrero 2014

Abres los ojos y el techo sigue ahí,  blanco, liso y lacado.  Palpo el corazón y siento su latido, puedo toser y con esa maniobra que aprendí en mi sala de los ejercicios imposibles, me incorporo.  El pié izquierdo está, pero sigue sin moverse. Me duelen las nalgas y el oído izquierdo sigue más sordo que el de Betoven. Me asomo a la ventana y el árbol del jardín, premonitoriamente, sigue echando sus raíces nerviosas por encima de la tierra buscando alimento vital. ... Me veo en el espejo del baño y lejos de horrorizarme, veo mucho más que una cara sin plumas, sin maquillaje, veo un alma cuyos sentimientos siguen ahí,  los de siempre, más que nunca, completamente reactivados.  Vaya, sigo aquí y lo hice sin darme cuenta. Eché raíces en esta parte de la vida y me cuesta pensar que pueda acabarse sin más ¿o sí? 


4 comentarios:

  1. Un día hay que decirle adiós a la vida. Mejor hacerlo con la conciencia de querer irse.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya, María Luisa, ya, pero hay cosas en esta vida para las que no convienen tener prisa. Habrá que irse, sin duda, pero eso, sin prisa.
      Por cierto, no me hagas caso, pero, a veces, creo que todo esta historia, la de mi vida, es una farsa y que algún día alguien abrirá la luz y la puerta y me dirán: Sorpresaaaaaa.
      En fin, lo siento, pero mi senilidad empieza a ser notoria y notable.
      Feliz noche.

      Eliminar
  2. Si tengo que marcharme, lo haré, pero sin prisas y peleando.
    Cuando miramos nuestras vidas, comprobamos que no son lo que planeamos. Bromeando sobre el tema, suelo decir: " En la próxima, me pido ser feliz"
    Un besote grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también, detalles . Me alegra verte por aquí. Por cierto, no dejes de escribir nunca, te echamos en falta.

      Eliminar