a:hover { text-decoration: underline;

jueves, 10 de abril de 2014

Con tanto llorar y tanto canto a la vida, que conyo pretendes?

780JuanGris-1LaguitaresurlatableLaguitarrasobrelamesa1913MReinaSofia_zps00633e4a
Para un tema como el de hoy, nada como un clásico de Juan Gris

10 abril 2014
“¿Pero tú, Enrique, con tanto llorar y tanto canto a la vida, que coño pretendes? No te das cuenta que eso es lo que es y por mucho que intentes convencernos de lo contrario nada cambiará ni las formas, ni la realidad de las cosas. Eso que tú haces son cantos estúpidos a una situación que por mucho que la implores o la dibujes, nunca existirá por que tu lo digas. La vida es como es y todos la vivimos como nos dejan vivirla. El resultado es imprevisible. Muchos hicieron las cosas bien y ahora, a nuestra edad, están solos y otros que se portaron como verdaderos hijos de puta viven con la peruana o la ucraniana de turno y lo hacen con una calidad de vida envidiable. ¿Qué conyo nos cuentas, Enrique? Ya está bien de insultos y de cantos gregorianos al buen hacer y al arrepentimiento indebido. A ti te ha ido bien, pues olé, de puta madre, disfrútalo, pero deja que los demás vivamos como nos de la gana. Nadie es pecador al nacer, ni los tiempos ayudan a ser mejor. Es lo que hay y es lo que somos, déjanos en paz, solo somos fruto e hijos, de una época, de una forma de educar y de una forma de sobrevivir. … “ 
Alfredo, un nuevo amigo cafetuliano, de los que habla poco, hoy lo hizo y extensamente. Lejos de contar sus razones para ello lo cual, seguramente, justificaría su discurso,  prometí trasladar el que hoy nos ha “regalado” hasta aquí, bajo el animatorio de siempre, clásico de otras épocas  …”No tendrás huevos de ponerlo en tu blog”. Y eso, con un texto de mayor o menor exactitud, es lo que he hecho. Aquí lo dejo para quien quiera “oírlo” y asumirlo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario