a:hover { text-decoration: underline;

lunes, 14 de abril de 2014

Me senté en un banco y no me pasó nada


moore-4
Imagen: Darren Moore

14 abril 2014

Dentro de la misma tónica de ir adquiriendo costumbres prohibidas o indeseadas por la Sociedad que nos obliga a ello, ayer me senté en un banco de la Playa y no me pasó nada. Estuve, incluso, algo más de treinta minutos y, sí, lo repito, no pasa nada, estoy bien, sin secuela alguna. Tampoco nadie se metió conmigo y tan solo un morenito que hablaba rarísimo me pidió la hora de modo gestual y se la di. Repito, no pasó nada, ningún incidente, ningún problema. Puedes sentarte en los bancos de la Playa, relajarte y estarte un buen rato sin que te suceda nada. Lo confirmo, no tengáis miedo, podéis hacerlo sin problema alguno.


7 comentarios:

  1. Enrique, creo que tener miedo supone previamente tener algo que amañar, esconder o impedir que pertenezca a la normalidad de una vida que, hasta el momento, en España. Cuando alguien, con la desesperación marcada en la cara, comete cualquier desmán, debe ser inmediatamente retirado de una convivencia que debe poseer la normalidad de la educación. Pero, debe ser retirado, no retirado por la puerta A con acceso a la B.

    Un abrazo, Enrique.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu sabio consejo, Maestro y amigo,Campillo. Sólo era un mensaje dirigido a mi otro yo, el de mi azarosa vida profesional, vida pasada.

      Eliminar
  2. lo probare , :) sera bueno para mi imaginacion :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo dudes, David. El tiempo enseña a apreciar esas pequeñas y sencillas cosas que una activa vida profesional te oculta. Feliz martes.

      Eliminar
  3. Es lo normal ¿No? ¿Qué pretendías que ocurriera?. Ojalá pudiera hacer eso yo....
    Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, dulce detalles, lo sé. Sólo era una forma de lanzar una crítica a mi vida anterior, la de las semanas laborales de 60 horas, la de mis 6.000 km mes, la de mis 90 vuelos al año, la de mis largas noches de hotel, la de mis cenas de trabajo, la de ... una maravillosa y horrible vida que casi acaba conmigo.
      Feliz día, detalles.

      Eliminar
  4. Y a mi que me ocurren cosas hasta en mi propia casa.......................

    ResponderEliminar