a:hover { text-decoration: underline;

martes, 1 de julio de 2014

Los hijos, los nietos y … ¿Pero qué habré hecho yo para merecer un castigo así?

 

Alexander_Millar _07

Pintura: Alexander Millar

01 julio 2014

Nada que ver con el desfile del orgullo Gay, ni nada parecido, algo mucho más espectacular sucedía a mis espaldas, en la mesa de atrás de donde me comía, yo en la mía, mi pescadito plancha y mi agua fresca. Juana y Marga, como en plena calle y sin discreción alguna, intentaban consolar a Puri que no hacía más que llorar … ¿Pero qué habré hecho yo para merecer un castigo así? … repetía la Puri, una y otra vez. Resulta que Puri y su marido, tienen un hijo casado con una nuera que es, digamos, poco simpática. El hijo ha entrado en una crisis de salud, importante, y la Puri, para ayudar, se fue a casa de su hijo, (y de su nuera), y se quedó a dormir durante dos meses. El abuelo, (el marido de Puri), recoge a los nietos del colegio, (por la tarde), y se los lleva, (antes y ahora), al parque para que se desahoguen y den paz a la nuera y al hijo enfermo. El hijo enfermo empieza a dejar de cobrar de su empresa, parte de su sueldo,  ante las constantes bajas, mientras que Puri y su marido empiezan a aflojar parte de su pensión al son que marca la nuera que, (como debe ser), quiere lo mejor para sus dos hijos y como ella está acostumbrada a  lo mejor, pues eso, sus hijos también lo deben estar. Lo de aflojar parte de su pensión, (por parte de Puri y su marido), se convierte en un hábito que, poco a poco, va engordando el problema hasta hacerlo insostenible cuando la nuera concierta Comuniones y Cumpleaños de los niños en Restaurantes, digamos, poco baratos a costa de la pensión de Puri y su marido, la cual se le va reduciendo, como el vinagre en la paella, hasta que solo queda el sobre. Ante tanto abuso y la poco agradable actitud de la nuera que ve venir que se le va la gallina de los huevos de oro de su corral, Puri decide abandonar la casa de su hijo. La nuera y el hijo, a continuación, entran en crisis y se van a divorciar. La nuera  y su madre, van repartiendo mierda sobre las bondades de Puri hasta convertirla, prácticamente, en una ladrona de hogares, una guarra del hogar y a saber que cosas más. Ahora, la nuera se ha plantado en casa de Puri para pedirle una paga para mantener las necesidades de sus nietos pues el marido, (el hijo de Puri), solo gana para pasta, sopas y potajes. Les dice, amenazante, a Puri y a su marido, que si no sueltan la pasta, (sic), no les dejará, nunca más, ver a sus nietos …  La Puri, no para de llorar y apenas la he oído dar alguna solución pero para eso ya están Juana y Marga … Que si te tienes que buscar un abogadeo matrimomoniasequé, (sic), (un abogado para la cosa familiar), que si yo le doy dos leches y, ah, a la Madre de la nuera ni le hables y así mil consejos más … Ya sabéis, pura consejología.

Lo mejor, no obstante y para terminar, será lo que le ha dicho, Juana a la Puri: “Fotre, no sé de que te quejas, Puri, los de nuestra generación no tuvimos solo hijos, no, lo que tenemos son tantos problemas como hijos y yo tengo cuatro y tú solo uno”.

Epílogo: Observo, con perplejidad como ha cambiado todo en tan solo dos generaciones. Antes tener hijos era como haberse ganado el derecho a la jubilación, sí, a un lugar en un sillón frente al hogar del salón hasta encontrar la luz del destierro eterno. ¿Cómo ha cambiado todo, verdad? No sé por qué, y aunque yo, aún albergo firmes  esperanzas para ello y toco madera cada vez que lo digo, pero no me imagino a todos los de mi generación sentados en un sillón del salón al calor de la familia … ¿Verdad? – Ya veis, a veces, la soledad no es el peor de los males.



 
Las Cosas de Enrique #etarrago 
Enrique en Twitter
Enrique en Pinterest
Enrique TF en Google+
http://vozme.com/text2voice.php?lang=es



6 comentarios:

  1. No se en que mundo vivo?. No se si seré un hijo modelo, no creo, o es que no tengo el suficiente morro, pero es que esto me suena a chino. Lo que dices lo veo a diestro siniestro, y finalmente debe ser que he habré heredado algo sin darme ni cuenta, y quizás sea el ser responsable con lo que me toca para bien o para mal. Yo también tengo cerca algún caso de esos, de los que llevan a los padres de cabeza, delos que tienen detrás de un hijo otro, con la solo la treintena recién estrenada, tres perros y la esclavitud de aquellos como bandera. También conozco algún caso de esos de los que tienen hijos para sacarle pasta al padre pudiente porque otros hermanos lo hacen, es decir es una competición para ver quien le da más nietos al otro. Y así podría seguir si parar. Quizás estemos en la era de la jeta sin fronteras, o de los tontos anónimos o no tanto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, amigo Antonio, tu ya tendrás la edad de mi hijo (1973), y debéis ser raras avis en este insolidario e inafectuoso mundo social y familiar que hoy tanto se lleva. Enhorabuena por ser así, amigo.

      Eliminar
  2. Jajaja muy bueno ...Nunca se acaba Enrique...Lo que tenemos que hacer es de vez en cuando disfrutar ese tiempecito nuestro..hacer las cosas que siempre hemos querido hacer...etc...Buena entrada. Un cálido saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Idolidia, lo sé, pero, a veces, la mente se niega a seguir aceptando ver y sufrir tanta indignidad.
      Un abrazo lejano y marino.

      Eliminar
  3. Tengo 5 años más que el teu fill, pero nos entendemos..........jejjeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, amigo Antonio, enhorabuena, pareces mucho más joven.

      Eliminar