a:hover { text-decoration: underline;

jueves, 31 de julio de 2014

Muchamiel, (Mutxamel), la María y el “ejque” de mis queridos “ninis”


31 julio 2014

Me preguntaba como salirme de una encrucijada de calles en San Juan Pueblo y le pregunto a un grupo de chavales, que andaban roneando en las puertas de un bar que parecía de "locos por la música: "¿Sabéis como se sale hacia Muchamiel,  (que es, casi, el pueblo más cercano)? ... y el más "ejque" de todos me dice; "En Mercadona, hay cientos de tarros,  tío" - Otro con carácter más  cívico, dice; "Sí buscas María,  tío,  pregunta por XXX en el bar de ahí enfrente" - Pero una niña de unos 17, en un gesto que le honra me dice; "No te dejes acomplejá poestos tontopollas,  tío,  un poco más arriba está el cuartel de la GC y allí te lo dicen" ... Me he dado dos palmadas en la cara y, sí,  he visto que estaba despierto. 
 
 
Enviado de Samsung Mobile


 
Las Cosas de Enrique #etarrago 
Enrique en Twitter
Enrique en Pinterest
Enrique TF en Google+
http://vozme.com/text2voice.php?lang=es



6 comentarios:

  1. Suerte tiene. Podrían haberle dado una puñalada.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, herep, o una hez encima del coche. El casoe s que no parecían, precisamente, chicos de andar pidiendo limosna, no, todo lo contrario. La impresión que he tenido es que ya iban algo mamados ... y de alcohol, también.

      Eliminar
  2. Che un mensajito privado por facebock y te hubiera sacado de dudas.................si yo vivo en San Juan hombre, jejeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, amigo Antonio, pero he ido con el coche antiguo y ni móvil, ni navegador.

      Eliminar
  3. Se dice que son "gilipollas por querencia", como los toros hacia el chiquero. Estos chupacharcos quieren volver al lugar de donde vinieron porque es el cómodo y no dan un palo al agua. ¡Hombre, hablando de palos! ¿Está mal que sus papás le soplen una tanda de ostias que yengan que ponerle una dentadura postiza? No, es que quizás les metan en chirona por malos tratos...

    Un abrazo, Enrique.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como siempre, maestro Campillo, tu comentario enriquece el mensaje y hasta lo hace bueno. Un abrazo amigo

      Eliminar