a:hover { text-decoration: underline;

viernes, 15 de agosto de 2014

Jubilado … ¿Cuál es el secreto de una buena vejez?

Eddie-OBryan-13
Imagen: Eddie-O Bryan

15 agosto 2014

Encontrarte con Andrés es, siempre, una lección de vida. Ya casi un año jubilado y sigue sin encontrarse, quiero decir que eso es lo que él me cuenta. Cierto que se jubiló a los 68 porque pensaba que era imprescindible y porque en su empresa no encontraban otro tonto que pudiera hacer el trabajo y las horas con que Andrés atendía su labor. Andrés era un chollo, si, de esos viejos camaradas, encargado de las cuentas, que sabe quien entra y quien sale, a que hora, con quien y con quien se acuesta cada uno. Fiel y honrado, como la madre que lo hizo y como tal droga que supone ese sentir, era amante de su trabajo mas que de muchas otras parcelas de su vida personal de las que debiera haberse ocupado en su momento y no lo hizo. Luego  murió el propietario de la imprenta, los hijos decidieron que esa forma tan cruel de ganarse la vida, como era lo de tener que trabajar de sol a sol para superar la crisis, no les gustaba pues ellos eran mas de hacer negocios en Málaga-Golf, esquiando en Val Thorens o tomando copas en el Círculo de Empresarios del Madrid La Nuit. A Andrés le despidieron sin un duro, claro, lo jubilaron sin más, ni siquiera una placa o un reloj dorado para la ocasión, no, nada de nada. Mas tarde, hace un año, murió su mujer y sus hijos viven en Dormunt, uno y en Basilea, la otra. Andrés mira a su alrededor y no ve nada, tiene vértigo, me dice, no quiere, ni sabe, juntarse con nadie, no tiene amigos cercanos y ...

Disfrutar del “soy libre para siempre …” es un sueño que se instala en el circuito principal de tus ilusiones o de tus miedos, cuando palpas tus primeros pelos blancos en el pubis laboral, pero solo se alcanza, una o ambas cosas, en ese momento, si, justo en el que Andrés se ha instalado ahora. El problema es que Andrés aún no lo sabe. García Márquez dejó escrito que el secreto de una buena vejez no es otra cosa que un pacto honrado con la soledad y la soledad, yo así lo creo, no siempre es mala y mucho menos si lo haces rodeado de todos los tuyos.





No hay comentarios:

Publicar un comentario