a:hover { text-decoration: underline;

miércoles, 17 de septiembre de 2014

Aquellos años y Él



17 septiembre 2014    -     2016

Apenas lo disfruté, salía muy temprano y llegaba justo a la hora de cenar. Apenas hablábamos en la cena,  a Él le gustaba hablar de sus problemas a modo de aleccionadora lección magistral. Aquello está bien, lo otro está mal, solía decir.  Yo solo le miraba y admiraba.  Nunca me pegó ni me riñó,  no hizo falta. Sabía imponer su modelo educativo y su razón.  La disciplina, la lealtad, la fidelidad, el respeto y especialmente,  su dedicación a la familia, al trabajo y al futuro de sus niños,  eran sus objetivos y su razón de vida. Ahora, cuando pienso en Él,  una extraña y sana,  envidia me recrea un deseo indescubrible: Cómo me gustaría que me mirasen a mi así,  como le miraba yo a Él, entonces.

Enviado de Samsung Mobile Note III





enriquetarragófreixes




4 comentarios:

  1. Un recuerdo sublime que me gustaría para mí cuando no esté.

    ResponderEliminar
  2. Cuanto me haces reflexionar sobre mis errores amigos, créeme, no es una frase accesoria o recurrente, es verdad en si mismo.

    ResponderEliminar