a:hover { text-decoration: underline;

sábado, 24 de septiembre de 2016

Cruel realidad, las herencias y las sardinas



24 septiembre 2016    -     24 septiembre 2014

"No te preocupes tanto, Enrique, no vas a cambiar el mundo, además,  por muy líder que hayas sido, sabrás que, siempre hay alguien que manda más que tú y te estropea la decisión o la idea". Así ha empezado Juan su "conferencia" de hoy al verme. 

Juan, el viudo eternamente enamorado de todo aquello o aquella, que le haga caso, está hoy apocalíptico:   

"Mi única hija, tras dos años en Alemania y, casi, sin dar señales de vida, me ha dicho que está embarazada de un portugués que vive con ella desde hace un año en una habitación alquilada en Dortmund. No sé  qué habrá hecho de su carrera de enfermería y su empleo, pero me pide dinero, dice que le adelante la herencia, que cuando yo muera ella ya será mayor y no le hará falta." 

Le he preguntado a Juan sobre qué pensaba hacer y me ha soltado una parrafada concluyente: 

"Enrique ... de momento y como mínimo, voy a almorzar, me voy a tomar un camión de sardinas a la plancha y dos vasos de vino. Luego ... (duda), luego vagaré por mis sitios de siempre y jugaré a que soy feliz."

Hay un gran amigo que siempre concluye nuestras conversaciones con un lapidario ... "Carpe Díem,  Enrique, Carpe Díem" y yo, hoy que no me lee casi nadie, diré lo mismo: Vivan la vida, por favor, no sea que se les acabe sin avisar.


Enviado de Samsung Mobile Note III





enriquetarragófreixes




12 comentarios:

  1. Siempre hay quien se empeña en que sea otro el que tire su basura al contenedor de residuos afectivos, ese es el gran problema de nuestra sociedad, la falta de compromiso y de responsabilidad,,,,,,,,,,,,,,,,,,,sean, nietos, abuelos, primos, hermanos, sobrinos, vecinos, amigos y demás parásitos. En fin, casi me apuntos al carpe diem.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perfecto, amigo argy, una decisión enormemente rentable, además, tú mismo me has recomendado el carpe díem muchas veces. Un abrazo y, ah, no te lo tomes en serio, mis amigos son así, ya sabes, "los tengo muy escogidos, son lo mejor de cvada casa"

      Eliminar
  2. Y así vamos todos, escuchando desdichas de los demás y cuando queremos contar las nuestras parece que les sale urticaria.

    Carpe diem, sí, pero porque el pasado no me gusta y, sin trabajo, el futuro me espanta, me desespera, me deja hecha polvo y en una incertidumbre que abruma. Así que mejor el hoy y mañana ya veremos si podemos comer. No creas, más de una vez no hemos comido nosotros para que los niños puedan hacerlo...

    Un abrazo, chicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso, además de loable, amiga Censura,,,, me suena mucho.
      Un abrazo y mucho valor, los tiempos que vivimos lo necesitan para ser vividos.

      Eliminar
  3. Hola Enrique,
    no sé, quizás debería hablar con su hija sobre algunas cosas aunque claro, yo no la conozco. De todas formas y después de haber disfrutado las sardinas "que le quiten lo bailao".
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cualquier cosa que haga mi amigo Juan, Francisco Javier, estará bien o estará mal, él verá si hace una u otra cosa y si lo hace bien, quizás tengas tú razón en lo que nos comentas, pero lo que me ha resultado sorprendente y relevante, es la actitud de ella, la de su hija.

      Eliminar
  4. Fantástico texto
    Me encanta el sentido del humor de tu hija :(

    felicitala de mi parte
    Y entre nosotros
    como sardinas porque son buenas
    me quedo mas con Pescado cocido al limón
    besossssssssssssssssssssssssssssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eres un amor, querida Mucha. Cada palabra tuya sube mi autoestima por encima del 100.
      Un abrazo muy fuerte

      Eliminar
  5. Me ha encantado la respuesta de tu amigo Juan. Se nota que es un tipo sabio. Aunque su hija no se queda atrás. Jeje. Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabio ... y muy viejo amigo mimarzgz.
      Feliz domingo ... si se puede.

      Eliminar
  6. Lo de los adelantos de las herencias parece que está a la orden del día. Jamás, me parece fortísimo pedirlo.
    Besos, Enrique.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un horror amiga Celia. Nunca entendí lo de las herencias y mucho menos, aún, que alguien fuere capaz de exigirlasentir como si hubiese luchado por adquirir algún mérito y/o osfuerzo para ello. Una fuente más para engordar la indignidad humana ... las herencias.
      Un abrazo muy fuerte amiga Celia

      Eliminar