a:hover { text-decoration: underline;

lunes, 13 de octubre de 2014

Ay, Teresa ... (y el Ébola)




13 octubre 2014

Esta noche pensaba en ti, Teresa, qué horrible debe ser que los profesores de los niños de todas las Teresa que trabajan en el Hospital del maldito Ébola,  les digan que ... "ojo con ellos, que son bichos contagiosos". ¿Qué maldad humana impondrá a esos periodistas con seso de vegetal, publicar las fotos de Teresa,  en su más íntima desnudez, luchando contra el maldito mal desde su violado lecho de curación? ¿Que clase de equivocado egoísmo nos hace cruzar la calle cuando viene a saludarnos cualquier heroica Teresa sin que ella pueda explicarse por qué?  ¿Que clase de nefasto furor intelectual hará que la peluquería donde fuiste a peinarte y depilarte, Teresa, tenga que cerrar por miedo a contraer la enfermedad?  A mi, permíteme que te diga, Teresa, que yo, hoy, esta noche, me he sentido muy como tú,  muy Teresa, muy héroe incomprendido, si, muy orgulloso de creer que hay alguien que se siente capaz de arriesgar su vida por salvar y/o cuidar de la de los demás, yo me sentiría muy orgulloso de tener el valor de ser  como tú, de ser Teresa.


Enviado de Samsung Mobile Note III





enriquetarragófreixes




No hay comentarios:

Publicar un comentario