a:hover { text-decoration: underline;

sábado, 27 de diciembre de 2014

Barullo semántico y exotérico … ¡¡Comuníquense, por favor!!

27 diciembre 214 - 2011 y 2008

Un importante sabedor de males y ya elemento imprescindible de mi paisaje, me insinuó, recomendó, instó, a que me dedicara a desarrollar el córtex cerebral para evitar el mas que previsible "¿y tu quien eres?" que a todos nos acecha. Contar las cosas, como le digo a todo aquel que me quiere escuchar, no constituye un acto banal de soberbia ni de un "yo primero", tan en boga hoy en día, o de un oculto "no se que hacer para hacerme notar", como hace mi amiga la Gemio con su "emmmmmmmm" cuando intenta hacerlo, se trata simplemente de lanzar al mundo un mensaje del que las nuevas generaciones han tomado buena nota y que practican con vehemencia y cierto automatismo: "Hagan el favor de comunicarse entre Uds., pero háganlo bien, conyo", ese es el mensaje.

La TV nos aburre, escribir una carta es ya un asunto del siglo pasado, sentarse en un banco a pintar o a comer pipas es ya un acto relegado a retrasados e imbéciles del "nosaberquehacer" con su tiempo. No escribir en un Blog, ya no es solo no tener nada, es que te estás perdiendo el principio de la era de la comunicación del siglo XXI. Los Blogs ya están, casi, pasados de moda, es decir, son solo una punta de lanza de ese maravilloso mundo que viene avanzando de un modo imparable. Ya sabéis lo que dije hace días:"Dormir poco pero descansar solo lo justo" y aunque no dije porqué entonces lo digo ahora: "Hay tanto para hacer, hay tanto para vivir", "Anímense  a ello, pro favor”.

Bueno, todo este barullo semántico y exotérico no es mas que para dedicar unos minutos a la feliz nostalgia de aquellos años vividos con plenitud y deseos de ser que aún mantengo, aunque hoy me cueste mas que ayer, pues estuve tras la vuelta de Batasblancas en manos de los enanos y sus juegos macabros y, claro, ahora no hay quien me mueva. Pensar en el cielo de La Alberca, y la carnitina, claro, han conseguido que mis latiguillos se muevan, con cierto dolor y agujetas, pero se mueven.

Hoy recuerdo, como si fuera ayer, cuando mi querida y yo danzábamos de modo frenético al ritmo del "et moi, et moi, et moi" de Jacques Dutronc. Era mi canción favorita por su ritmo y por su letra. Eso era el año 1966

Versión live: Jacques Dutronc - Et moi et moi et moi ( Same French Footage New Rip Higher Quality )

 
 
   Esta bloguería, (artículo), se publica, simultáneamente, en:
 
Las Cosas de Enrique #etarrago
Las Cosas de Enrique #etarrago en Wordpress
Las Cosas de Enrique #etarrago en Tumblr
Enrique en Twitter
Enrique TF en Google+
http://bitacoras.com/usuario/etfreixes 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario