a:hover { text-decoration: underline;

viernes, 5 de diciembre de 2014

La Vida, las ganas de vivir, Pere … y las sardinas de Urbanova

HAEUSSER_Berliner-Mauer-06

Robert Häusser ( 1924 - 2013 ) – (Tras el muro hay vida, siempre)


05 diciembre 2014

Hoy me fui a verle, fui a tomar café con él. Quedamos donde siempre, en esa cafetería del centro donde el infernal ruido y el olor a petróleo tratado te hace saber donde estás. En la terraza, como siempre, café con leche y porras, que devora como un león, sin parar de hablar y sin dejar de sonreír.  Pere, que así se llama mi amigo, no para de preguntarme como estoy, de como está aquél o el otro, de los viejos tiempos, pero especialmente de lo que va a hacer hoy y de ese libro que va a publicar en febrero y del que quiere que le aconseje sobre algunas imágenes que quiere introducir y que su editor no las quiere ni ver porque dice que son muy depresivas, cuando, si son algo, son realistas. Pere es un torrente de vida, de ilusiones, de proyectos. Siempre animoso, siempre contento propone, habla … vive una vida tremendamente activa y feliz. Cuando llevábamos mas de una hora y algún café de más, llegó su anciana madre la cual, muy sonriente, le dice a Pere: ¿Habéis terminado? – Sí, mamá – le ha contestado. Ella, la madre, coge las asas de la silla de ruedas de Pere y le va a dar la vuelta para irse y estando en ello, Pere me dice: “Llámame la semana que viene y nos hacemos unas sardinas ahí en el barecito de la playa de Urbanova, Enrique, ya sabes, como antes” – “Adiós, Pere” – “Adiós, Enrique”

Pere tiene ahora 51 años y lucha contra el ELA 


1 comentario:

  1. Me encantan tus títulos, haces un batiburrillo y al final todo encaja a la `perfección.

    ResponderEliminar