a:hover { text-decoration: underline;

lunes, 23 de febrero de 2015

La Plaza de los toldos ... ¡qué dolor!


23 febrero 2015
 
Juan, el que fue el rey de La Huerta en los 70, pasea perro por la Plaza del Casino. Pepe, el fontanero rey de las redes de riego de La Huerta y compañero de Juan,  desgasta codos, lengua y vasos de anís, apoyado en la barra del Bar de las excelencias y ambos dos, rezan más que hablan cuando se refieren a lo que vivieron en un tiempo en que bastaba querer para poder, esforzarse para ser y luchar para llegar. Como si fueran un armónico y agónico dúo,  ambos me lanzan un mensaje que no se atreven a lanzar a sus propios hijos:
"Antes, Enrique, el sol nos curtía, ahora ya ves, se protegen de todo, antes, aquí tomábamos copas a pleno sol, hoy viven en una urna, esto parece la Plaza de los Toldos, los usan hasta de noche. Hemos creado una joven sociedad que vive por encima de un listón social que no se han ganado pero al que les hemos enseñado a hacerlo, y lo que es peor ... nos empeñamos en protegerlos para que sigan disfrutándolo, mientras ellos no tienen, ni les damos, oportunidad de ganárselo. Unos quieren y no pueden y otros no quieren ... ¿Cual es la diferencia? Antes la había, ahora no. Lo sé, son sus tiempos y sus formas de protestar, me costará entenderlo, pero ni sé que decirles, ni sé cómo hacérselo entender, pero de algo estoy seguro ... no se lo cambio".
 
Ir por La Huerta ... una delicia de la socio-reflexión popular.
 
 
Enviado desde mi Note 4

 
Enrique Tarragó Freixes  -  (etf-etc-etl)

 Esta bloguería se publica, a la vez, en: http://bit.ly/1tVhOPd - (Página de enlaces)
 

 

.

2 comentarios:

  1. Toda una filosofía la de los mayores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Excelsa, Tracy ... el problema es cuando les preguntas como se encuentran.
      Feliz tarde.

      Eliminar