a:hover { text-decoration: underline;

sábado, 18 de abril de 2015

Cerrado por defunción del dueño

barcelonaaquellos-maravillosos-fotografos19-1-L-WEIIUn
Fotografía de Eugeni Forcano

18 abril 2015

Deseando que las primeras luces del día alumbraran por las rendijas de los postigos de la ventana del dormitorio que daba al patio para alzarse con fuerza infantil, … hoy es sábado, nos vamos al Borne con el avi, al Mercat del Born, una locura como cualquier otra. Había que llegar temprano, levantarse temprano, terminar temprano … bullicio, voces ofreciendo productos y precio de todo tipo … halagos, empujones, colas, refriegas inoportunas … allí tenía yo un amigo … un veterano pollero, un gran amigo … él esperaba que llegase, siempre, para darme lo que me tenía guardado por especial encargo de mi abuelo Enrique, que era el Rey del Mercado … “Toma, Enric, ahí tienes tu media gallina, cómetela entera, que no me entere yo que te dejas nada” – Sábado tras sábado, allí estaba yo, con mi bolsita, cogido de la mano de Él, nos recorríamos medio mercado, de tienda en tienda, de encargo en encargo, pero nada era igual como lo que yo sentía al llegar a la tienda de Siscu, el pollero más simpático y locuaz que jamás nadie haya conocido. Mi abuelo nos dejó pero yo seguía fiel a mi cita, ya tendría unos quince y seguía con placer y especial esmero mi ruta de los sábados hasta que un día Siscu no estaba en la pollería, tenía la persiana bajada … “Cerrado por defunción del dueño”. Volví un par de sábados más, nunca pregunté pero lo vi, eran otros, ya no tenían la misma gallina ni guardaban encargo alguno … lloré, lloré mucho, … pensé que el mundo empezaba a terminarse o peor aún, empecé a entender que de aquellos paseos en el Borne ya solo quedaba yo … pero me di la vuelta y me quedé con lo mejor … con el recuerdo, su recuerdo, y con toda una vida por delante para vivirla.


No hay comentarios:

Publicar un comentario