a:hover { text-decoration: underline;

viernes, 17 de abril de 2015

Lo viejo ... los viejos

doisneau-33s-concierge-rue-dragon-parc3ads-1945-robert-doisneau

Fotografía de Robert Doisneau
 
17 abril 2015
 
Parecía que hubieran lanzado la bomba de neutrones ... la Playa estaba arrasada por miles de botellas, bolsas y un sinfín de objetos, ropa y zapatos abandonados por los Romeros del Botellón Alicantino de ayer que celebraron la Romería de La Santa Faz  a su estilo, es decir, 70 ingresos hospitalarios por coma etílico en menores de 20 años olvidando las estúpidas Liturgias medievales. Me fui al pueblo de montaña arriba más cercano, me mezclé entre las sombras de los caseríos  ... olor a olla, a panceta, a sopa ... casas antiguas con cara de piedra maltratada, calles limpias, ventanas limpias ... caras viejas, gente vieja. "Manuel ... mira a ver lo que quiere ese hombre" ... calor de gente ... gente vieja, caras viejas, piedras viejas, almas limpias ... me importan ... que lejos viven el botellón, el ni un saludo, el exceso, ... lo estéril ... que lejos y que cerca ... y yo queriendo estar allí y aquí  ... ¿En qué lugar vivo?
 
Me hice mayor, sin darme cuenta ... nadie me lo dijo ... que bello y, a veces, que triste ... que olvidadas quedan esas caras ... esas gentes ... gente bella, gente vieja.
 
 
Enviado desde mi Note 4

 
Enrique Tarragó Freixes  -  (etf-etc-etl)

 Esta bloguería se publica, a la vez, en: http://bit.ly/1tVhOPd - (Página de enlaces)
 

 

6 comentarios:

  1. Está bien que celebren, que disfruten, pero que no arrasen con los espacios públicos que todos tenemos derecho a disfrutar, no es cuestión de vejez o juventud, creo que es un asunto de civilidad, de educación, de respeto...
    Besos, querido Enrique

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Verás, María, tienes razón, claro, lo que añoro, lo que creo que no hemos sabido hacer es enseñarle a los más jóvenes el verdadero valor de lo antiguo, la serenidad de las costumbres, la dignidad de lo viejo ... de los viejos. Son esos valores que tanto ha costado edificar y que parece que nunca jamás se hayan construido. Admirar y respetar lo antiguo, lo viejo, las costumbres, ... eso es lo que hecho en falta, ser joven no es el problema, eso se cura con el tiempo, el problema es ser viejo sin haber aprendido a querer y saber, serlo.
      Un abrazo, María ... un bello día.

      Eliminar
  2. En ellos está el secreto de la sabiduría.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso creo, Tracy ... siempre lo creí ... por eso ahora me niego a admitir que no se respete, que no se reconozca la inmensa belleza de lo viejo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. No sé si suena a demagogia pero las conversaciones más interesantes, divertidas y de las que he aprendido no han sido con gente de 19 años :) Adoro a los viejos... a los viejos-jóvenes... a los que te cuentan historias... a los que se ríen... a los que no critican (aunque tengan toda la razón) y miran con esos ojos que lo dicen todo.

    "La inmensa belleza de lo viejo"

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, Joana ... gracias ... es como si me acabarás de dar un Bio3 de frutas-colágeno y ácido hialurónico.
      Mil besos.

      Eliminar