a:hover { text-decoration: underline;

miércoles, 30 de septiembre de 2015

Comprando el pan ... una razón de vida y una suerte más


Fotografía de Robert Häusser
 
30 septiembre 2015
 
Verte los pies mientras andas y mantener la verticalidad sobre la misma línea de baldosas sin caerte; vestirte sentado por precaución;  escuchar una canción de Milanés o de Pablo Alborán sin que nadie note que aún te emocionas al hacerlo; sentarte a escuchar como tus amigos se lamen las heridas mientras mantienes toda tu atención en ello para que no se sientan heridos u olvidados; buscar al viejo y desconocido amigo de las madrugadas para ver si sigue jugando con su bola de acero a la petanca de su imaginación;  encoger barriga cuando pasa la hija de Leonor que viene a contarle a su madre que no le llega para acabar el mes; pedir tu café mientras buscas en el periódico, inútilmente,  alguna noticia que hable de tus siempre desconocidos  héroes, esos que hablan  con ella de amor mientras rezan para encontrar un empleo fijo o, simplemente,  un empleo; admirar como Pere y Joana siguen paseando a sus muchísimos años de vida conjunta y feliz,  cogidos de la mano, por el Paseo de la Playa de mis amores, aunque ya no te conozcan; ver que Susanita ya no tiene un ratón y que mi hijo ya tiene más de 42, a la vez que entiendes que oír lo de que "con la raja de tu falda" ya no te divierte ... para nada, y con ello, con todo ello, valoras muchos más aquello de decía Aute  de que ...  "Enemigo de la guerra y su reverso, la medalla  no propuse otra batalla  que librar al corazón  de ponerse cuerpo a tierra  bajo el paso de una historia que iba a alzar hasta la gloria el poder de la razón  y ahora que ya no hay trincheras ... " ... sigue siendo tu canción favorita; que, con todo, descubres, a tu edad, que lo de comprar el pan no es una cuestión baladí,  es una clara y pura manifestación de éxito vital, ante tu exanárquica y algo alocada vida.
 
Comprar el pan es una razón cualquiera para seguir viviendo ... que provoca el seguir alimentándose de ello, de razones para vivir, entre otras muchas razones ... la vida es así,  es solo vida y hay que quererla para ... necesitarla … ¿Te apuntas a quererla? – Cierra los ojos y cuando me encuentres … dame la mano.
 
 
 
Enviado desde Note 4
 
 
 

Compartir



 Enrique Tarragó Freixes  -  (etf-etc-etl)

¿Viste lo que hicimos?: http://bit.ly/1tVhOPd - (Página de enlaces)


2 comentarios: