a:hover { text-decoration: underline;

jueves, 10 de septiembre de 2015

Ese camino rutinario que nos mata ...

 
10 septiembre 2015
 
"Los niños al colegio, los parados a la caza de un empleo digno, los currantes se lanzan a la guerra del minuto antes, conduciendo como locos zombis por las calles de una ciudad triste y agitada ... las mamás a sus tertulias traicioneras del té o café, (posentrega de niño en el cole), los papás a comentar quien la tiene más gorda en el café de la mañana con el grupo de la empresa y los abuelos a sus andares y a sus misas. Cada uno con lo suyo.
 
Todo vuelve a su lugar cuando nadie quiere que sea así o eso queremos creer. Volver a la rutina nos hace peores, indignos, aburridos y hasta disidentes de una vida que en pocos años nos la han pintado de color triste, connivente y sin final, ni próximo,  ni feliz. La Sociedad se aburre ... la Sociedad ha perdido ilusión por nada de lo que hace y lo que es peor, no hay horizonte ... ha desaparecido".
 
Mientras soltaba ese terrible discurso en mis cafés de madrugada, alguien que yo fingía  no conocer, se ha levantado como un actor en la plaza de los tormentos y mirando a todos, ha dicho:
 
"Oiga, pero que dice usted, la vida es el don más preciado al que un ser humano puede aspirar ... no es cierto que sea aburrida, es sufrida, sí,  pero es divertida y hasta feliz si se sabe mantener el culo en la silla, los pies en el surco o los codos en la mesa, con ilusión.  Cada cual debe buscar sus incentivos y vosotros los tenéis todos a vuestro alcance  ..."
 
Y ese brillante y veterano orador, ha estado hablando y hablando durante casi veinte minutos largos ... todos hemos estado escuchándole con atención  y cuando más metido estaba yo en su discurso, la Loli se me acerca y al oído me dice ... "Lo hemos montado de maravilla, Enrique, te dije que saldría bien, están todos como en el primer día de clase. Y es que si ellos no van a escuchar sus sermones ... este párroco es genial, te lo dije ... quizás debamos hacer las misas aquí" … Sí y servir carajillos y cubatas, Loli … ¡Qué atrevida eres! Y con una sonrisa maliciosa ella, la barista más genialmente vulgar de todas las tabernas atenienses del mundo, se va a seguir escuchando el sermón del día, con atención,  complicidad y éxito,  claro ... El Ateneo estaba a tope.
 
Mi Madre me lo decía siempre: Si quieres que la gente aprecie y hable bien de lo que tiene, dile que lo que tiene no vale nada. Así somos, podemos hablar mal de lo nuestro o de los nuestros,  pero que nadie se atreva a hacerlo delante nuestro. La apuesta era atrevida pero funcionó  ... gracias Loli, lo hemos pasado bien, maliciosamente bien.
 
 
Enviado desde Note 4
 
 
 

Compartir



 Enrique Tarragó Freixes  -  (etf-etc-etl)

¿Viste lo que hicimos?: http://bit.ly/1tVhOPd - (Página de enlaces)


4 comentarios:

  1. Hola: Loli triunfó con su apuesta en el Ateneo... ya leo que estaban todos escuchando el sermón... Efectivamente en esta semana todo vuelve a su lugar y de nuevos nos metemos en las rutinas... benditas rutinas!!! seguimos en contacto

    ResponderEliminar
  2. Respuestas
    1. Gracias, Tracy ... no tiene mérito, son solo fotos de mis viajes al Ateneo.

      Eliminar