a:hover { text-decoration: underline;

jueves, 8 de octubre de 2015

Sexo, luego existo

Fotografía de Helmut Newton

08 octubre 2015    -    23 agosto 2016

Mariano es el nombre de un conocido político español y el de un sobrino de Leonor que en el 97 y con 17 años, dejó los estudios para lanzarse al embaucador mundo del boom de la construcción a las órdenes de su tío Felipe, donde hizo bueno lo de que con dinero nada se desea, solo se quiere y se tiene. Vivió cómo quiso, se fue a vivir con un amigo a Benidorm y destrozó el alma, su cuerpo y sus neuronas con lo que llegó a meterse el niño por cualquiera de sus orificios.  Repudiado por sus padres y por la mayoría de aquellos fáciles amigos que le llevaron a la vida fácil que se dio,  ahora se dedica a pedirle dinero a su tía y a vender por libre unos teléfonos chinos que son,  según cuenta, lo mejor de su nuevo futuro.

Mariano – Marianín como le llama su tía -  se ha ido y nos ha dejado a todos los del café de la madrugada con el alma encogida ... "Es una generación perdida, Enrique, el boom del 95/05 les ha destrozado la vida y su futuro" - nos dice Leonor con ojos de cristal expuesto a la lluvia.


PD: Añadiré, para justificar el título de esta bloguería, que éste lo es por las manifestaciones que aquí he omitido, (he borrado, más bien), y que el chaval - el Marianín - nos ha regalado justificando su existencia y su realidad al estilo de mi  viejo y olvidado amigo Joselín cuando una vez arruinado económica, familiar y socialmente, por su mala pericia y su largo pene, decía aquello tan conocido de ... "Ya, pero a mi que me quiten lo bailado". Esa, sin duda, es la justificación de los mediocres y, como he aprendido con mi edad, no es solo cosa de algunos jóvenes de hoy, es que se trata de aprender y practicar lo del Carpe Diem quizás con excesivo adelanto a lo que debiera ser permitido como lo es al Guerrero cuando merece su merecido y logrado descanso.


Enviado desde Note 4







enriquetarragófreixes



2 comentarios:

  1. Buenisimo escrito, Contado comO tu sabes hacerlo de bien
    , Ha ocurrido en esta epoca , pero tambien en la pasada habia "lechuguinos "
    (los llamaban) que se daban al laudano y al cabaret nada nuevo bajo el Sol

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada se nos descubre ya como nuevo, Griselda. Lo que no sé si es un buen o mal síntoma

      Eliminar