a:hover { text-decoration: underline;

miércoles, 18 de noviembre de 2015

Cabeza ... seny, intelligence

Fotografía de Lauren Withrow
 
18 noviembre 2015
 
Escribir intentando hacer fotos de lo que veo, es una de mis pasiones más lejanas y que nunca pude desarrollar en la dirección deseada. Ahora puedo y deseo, hacerlo aunque sea a mi manera, montado en un tren, sentado en un banco frente al mar o escuchando ese atronador silencio de las noches en vela, escenario y fuente más sólida de mi nueva pasión.  Como en todo, hay que dedicarle atención a ello o a ella, en su justa medida, hacer casas no es que no fuera  divertido  y hasta romántico,  no, claro que no, pero, como los viejos trenes en ruta, las estaciones pasan, gusta de verlas pero quedan atrás y hasta podría decir que felizmente atrás. Nada mejor que lo que está,  siempre, por venir.
 
En los humanos la degeneración física está ligada, siempre, al futuro por mucho que ciertos y ciertas, famosos/as se empeñen en contravenirlo. Mi querida, adorada y eterna compañera en este viaje terrenal, me decía esta madrugada  algo que me hizo reconocer, aún más,  su saber cuando le "platicaba" sobre una de mis nuevas carencias musculares: "Enrique, eres y somos afortunados, bien está que no nos rindamos pero tengamos conciencia de que eso es, afortunadamente, ley de vida y lo nuestro es acomodarnos a ello a esa vida, la cual, tengamos la que tengamos, es nuestra feliz y apasionada vida".
 
Siempre he creído que en los asuntos terrenales y en los de la pareja, especialmente,  dos juntos es siempre más que uno y otro u otra, por separado.

 
 
Enviado desde Note 4
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario