a:hover { text-decoration: underline;

martes, 17 de noviembre de 2015

Utopía

250b77005394f95913c3303588bdce54

Fotografía de Pawel Tomaszewicz

17 noviembre 2015

Mira, Enrique, no quisiera molestarte, pero eso de que todo se puede conseguir si se lucha por ello, que todo tiene remedio y que las enfermedades raras no son incurables, es pura utopía, amigo. Las cosas son como son y hay que afrontarlas así, cuanto antes lo entendamos, antes nos acostumbraremos a ellos – Así me despedía mi amigo Arturo esta madrugada, tras una larga charla sobre el bien y el mal, lo divino y lo humano, lo posible y lo imposible y hasta sobre la existencia de una vida más allá de la que “sufrimos”. No le respondí, me sonreí, le di una palmada en la espalda y me d¡luí entre las gentes que pasean por la Playa. Sería imposible explicarle a Arturo que la utopía para muchos no es, tan solo, un clavo ardiendo donde agarrarse, la utopía es un objetivo que perfecciona nuestro modo de vida cuando se trata de no perder la fe en los métodos de supervivencia, de no resignarse a la voluntad del mal y, desde luego, a no dejarse llevar por el derrotismo que impone ese especial estado con que quiere derrotar ese maldito gen a todos aquellos que lo sufren. No, no lo podría entender, ni él, ni muchos que afortunadamente no lo sufren y que nunca entenderán que renunciar a la lucha es dejarse “morir”. Viva la utopía, en ella creo, con ella vivo.





enriquetarragófreixes



2 comentarios:

  1. la quimera
    la utopia
    seguis soñando y me parece fenomenal
    bueno yo tengo pesadillad nunca sueños
    y,,,,contame en la oreja ¨¿cual es tu Utopia?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, Mucha, mi utopía es ... quererla ... vivo con ella.
      Un abrazo muy fuerte

      Eliminar