a:hover { text-decoration: underline;

jueves, 10 de diciembre de 2015

Quería pero no podía

image 

9 diciembre 2015

Quise no decirle nada cuando pasaba esa bella sesentona que cuida de su adorable mamá ... pero, sin decírselo, le di un cálido buenos días; No debía haberle dicho a ese joven vecino que tira su única bolsa de basura en el contenedor gris con ese ruido estruendoso que hace dicha bolsa cuando cae al fondo del contenedor, que la basura debe separarse por contenidos reciclables,  (obvio decir lo que me dijo, pues estamos en horario naranja); Tampoco debí decirle a ese empleado municipal que barría como un poseso por el Dios Amor, que debía hacerlo mirando al suelo y no al culo de la venezolana que vende pisos imposibles en La Playa y que tan amablemente le y nos, invita a verlo con sus deseables meneos; No sé si quisiera haberle dicho al Párroco de mi Iglesia favorita que la praxis del culto en voz alta suena a escena teatral en lugar de lo que debiera ser y que Doña Doro debiera dejar de meterse conmigo cuando se lo digo; No sé si hago bien en colgar el teléfono cuando esa linda voz del otro lado del hilo que me habla me lanza una cariñosa oferta pues ella seguro que tiene hijos y marido que soportar;  Tampoco sé si esta nueva actitud de no aguantar a nada, ni a nadie por nada, es algo innato en mi o lo he adquirido a la vez que iba perdiendo plumas en la  batalla y batallas, de la vida. No lo sé, pero lo cierto es que con esta indómita madurez que voy sufriendo ... me encuentro más a gusto que un marrano en un charco.

6 comentarios:

  1. Hola: a medida que sumanos años y ganamos madurez ya no nos cortamos y decimos lo que pensamos y actuamos en consecuencia... pese a lo que nos digan. Seguimos en contacto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y que siga así, Marta pues en otro caso no seríamos lo que somos, unos excelentes, maduros y sesudos veteranos, como es mi caso. Jajaja.

      Eliminar
  2. Vayaaaa, que buen retrato me has hecho, jajajaja. Yo maduré muy temprano, siempre he ido de abanderada recibiendo los bofetones por decir verdades pero, ahora y con el paso del tiempo,ya dejé la bandera atrás y sigo diciendo verdades... lo bueno es que sé a quién, cuándo y dónde decirlas ¡¡¡y disfruto igual que tú, como cochinillo en el lodo!!! YO LO DIGO MAS FINO, jajajaja

    un beso a los dos, chicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta como eres, censura, ... y como lo dices.
      Feliz noche

      Eliminar
  3. Todos deberíamos revolcarnos un poco más en el barro de la libertad de expresión, no sea que de tanto limpiar lo que decimos, acabemos por dejar en blanco lo que pensamos. ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bravo EmeM ... en eso, ciertamente, debemos aplicarnos en ello, en ser menos correctos y en reservarnos para los momentos difíciles. Echémonos al barro de esa libertad de expresión que tanto nos costó aprender en otra era.
      Un abrazo y feliz noche

      Eliminar