a:hover { text-decoration: underline;

viernes, 11 de diciembre de 2015

La delgada pensión, la guapísima Sara y el "Stop Desahucios"

Pintura de Fabián Pérez 

11 diciembre 2015

Luis, uno de los nuevos en las cafetulias de la madrugada, está que se sale en contra de la denominada "Marea del Stop Desahucios". Resulta que se compró tras 15 largos años de pagos de una costosa hipoteca, una vivienda en Madrid que pudiera suponerle un complemento para su pension de jubilación para cuando llegara el momento. Mientras la fue pagando fueron viviendo allí algunos de sus hijos ya que allí, en Madrid,  estaban estudiando sus carreras de Telecomunicaciones y de Cacapú. Ahora que sus hijos ya viven en Portugal y en Franckfur y ya lo hacen con sus correspondientes "parejas" , en esa perfecta desarmonía, propia de los tiempos de hoy, decidió alquilarla siguiendo los consejos que le dio una de esas empresas de "alquiler seguro" y con ello culminar sus tantísimos años de esfuerzo y ahorro para dicho fin. Pero tuvo mala suerte, sí, la inquilina, Sara, una guapísima madrileña, resultó ser una joven maltratada con dos hijas de 7 y 9 años, que trabajaba el mundo de la noche sirviendo copas, pero dadas sus obligaciones como madre y sus contínuas faltas al trabajo o lo que fuera eso que hacía, la llevaron al paro y al horror de tener que impagar el alquiler y con ello ya no hace falta que cuente más. 

La pregunta ahora, la que me hago hoy, es: ¿Qué es primero: Los derechos del jubilado para cobrar su necesitado alquiler o el de la guapísima y sufrida Sara por no poder pagarlo?



Enviado desde Samsung Galaxy S6 +





2 comentarios:

  1. Los derechos de los dos deben estar a la misma altura y es la obligación de los que nos gobiernan que, ni esa madre con dos hijas se quede en la calle ni ese jubilado que complementa una exigua pensión con lo que tanto esfuerzo le costó se tenga que privar del ingreso "extra".
    No se trata de poner los derechos de unos sobre los de otros, se trata de poner en su sitio a unos cuantos politicastros que no hacen su trabajo como debieran.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, EmeM. El problema está en, justamente, lo que dices que habría que hacer. No hay nadie que se dedique a eso. La injusticia campa a sus anchas por esta ancha castilla de nuestras españas. ese salomón social que debiera existir en todos los Ayuntamientos ... no existe y lo peor ... no se le espera.
      Un abrazo, Emem ... seguiremos resistiendo, sin decaer ni un ápice.

      Eliminar