a:hover { text-decoration: underline;

martes, 17 de mayo de 2016

Vaya susto: “Quedarse sin teléfono durante 10 días”

contento
Fotografía de Gerard Waller
17 mayo 2016
Anoche salí de un gran susto … el smartphone, mi Samsung S6+ Edge había “palmado”. Por la tarde, al ver su desagradecido rictus mortis, salí corriendo a Movistar y al llegar, la primera nueva buena … “No había nadie haciendo cola” y con ello me pregunté: ¿Habrán muerto todos aquellos que suelen estar ahí en esa cola que parecen ya verdaderos muebles incorporados al decorado? – Nunca me había pasado eso de no encontrar a nadie ¿Será la crisis?; ¿será que tenemos Presidente de Gobierno en funciones? Hablé con una técnico muy personal – una chica con clase – y me sentenció; “tiene que ser la antena, habrá que llevarlo a Samsung y, ya sabe, eso son unos diez días sin teléfono”. De momento creí que me iba a desmayar. La guapa con gafas me ofreció sentarme en una silla y me trajo un vaso de agua. Luego, más tranquilamente, me dijo: “Lléveselo, despídase de él, descargue todo su contenido y mañana me lo trae” – Y así lo hice, descargué todo el contenido entre sollozos y media caja de Kleenex , y al final, tras una pausa de despedida,  le di al botón de restaurar a situación de fábrica para quedarme más tranquilo con eso de la privacidad de los datos. A los pocos minutos, mi difunto smartphone me avisó de que había concluido su paso al otro mundo y entonces, por puro conservadurismo y con muy poca resignación, le di al botón de ponerlo en marcha y vi que aparentemente mostraba vida, pero pensé que seguía enfermo, es decir, sin conexiones, pero ¿¿¿Qué pasó??? – Le di al botón de internet y funcionó … ¡¡¡Mi S6, había RESUCITADO!!! – Seguí probando y probando toda la noche … ¡¡¡ESTABA VIVO!!! – Dudé durante unos segundos por si éramos los dos los que estábamos muertos pero no, una voz sensual y amiga me despertó de ese mal presagio … “Cariño ¿No es muy tarde ya?” y yo le di mil besos a ella y a él, a mi Smartphone, y me fui a la cama más contento y más chulo, que un ocho de chocolate negro puesto encima de una tarta de cumpleaños.
De mi largo sufrimiento y/o padecimiento de ayer, aprendí algo muy importante: No te rindas nunca … nunca. Siempre puede haber solución a tus problemas si te esfuerzas en ello y si no es así … quedarás dignificado por haber vivido en el intento.

PD: Disculpad pero, aunque lo parezca, ésta historia no es para reírse ... todo lo contrario.





18 comentarios:

  1. Jajajaja, si es que los móviles ya tienen vida. Jajajaja
    BEsos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son, como diría mi amiga de Medellín: "Son un amor".
      Feliz tarde querida Celia.

      Eliminar
    2. pero el tamaño que tienen porque son cuadrados solo quedan en telefonos Imposible transformarlos en juguetes amados
      jajajajaj

      Eliminar
  2. Tu capacidad, bendita y maravillosa capacidad, de interiorizar siempre una enseñanza de cada revés de la fortuna, es lo que distingue a los grandes como tú del resto de la gente que, como yo, aprendemos contigo.
    Gracias por las mil lecciones que nos das, amigo Enrique.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, ya querida Eme, no me lo merezco, pero me encanta que me digas esas cosas tan bonitas. Anima mucho a seguir escribiendo y a seguir pensando.
      Un abrazo, amiga y feliz noche

      Eliminar
  3. Me ha encantado el relato de la muerte y resurrección de tu móvil. Tengo que confesarte que me he reído con ganas a pesar del aviso. Además es toda una lección de constancia en al lucha que lo enriquece mucho.
    Muchas gracias, Enrique por tus magníficos relatos llenos de vida.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bien, Maripaz, objetivo logrado ... te has reído y esa es una suerte que no todo el mundo sabe aplicarse.
      Un abrazo, amiga.

      Eliminar
  4. Me ha encantado el relato de la muerte y resurrección de tu móvil. Tengo que confesarte que me he reído con ganas a pesar del aviso. Además es toda una lección de constancia en al lucha que lo enriquece mucho.
    Muchas gracias, Enrique por tus magníficos relatos llenos de vida.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bien, Maripaz, objetivo logrado ... te has reído y esa es una suerte que no todo el mundo sabe aplicarse.
      Un abrazo, amiga.

      Eliminar
  5. Pues de primeras, un poco sí que me estaba ríendo... lo admito :D Yo he estado sin móvil 5 días hace un par de semanas y sólo sentí liberación, mucha tranquilidad. Lo único que me molestaba era no tener donde mirar la hora, pero bueno... ¡la gente de la calle suele llevar reloj!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Enhorabuena, amigo Holden pues la gente joven como tú suele estar muy enganchada al móvil. Hoy, sin ir más lejos, he tropezado con una chica de buen ver que iba con perro, y ha tropezado conmigo porque ella estaba dándole al móvil como una posesa. Nos hemos reído, me ha dicho que me conocía del feisbuc y que me seguías en Twitter. Con esa presentación ... no he podido decirle nada, al contrario, casi tomamos café juntos pero no ha podido ser, tenía 278 guasaps por responder, estaba estresada y no tenía tiempo para otra cosa. Ya ves, la vida virtual, a veces y aunque sea tropezando, te trae nuevas relaciones,
      Un abrazo, amigo

      Eliminar
  6. Hay chico tenés un teléfono que acá cuesta 500 dolares
    Yo ando detras del 7
    me vuelve loca
    los bordes redondeados
    Me da deseo al mirarlo
    Y mientras escribo casi ya lo estoy tocando
    Me muero sin telefono
    Es el unico contacto que tengo con el exetrior.Sin el
    Me muero Vivo solita en Mi Loft besosssssssssssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquí casi 700 € ... a mk gustaría el Note 5 que aquí no se vende.
      Por cierto, querida Mucha, estar sola contigo debe ser un premio de Dios.
      Un abrazo, amiga

      Eliminar
    2. Aquí casi 700 € ... a mk gustaría el Note 5 que aquí no se vende.
      Por cierto, querida Mucha, estar sola contigo debe ser un premio de Dios.
      Un abrazo, amiga

      Eliminar
    3. el Note esta unlock a $ 500 dolares
      te invito veni a reirte
      y a opinar sobre las mujeres a mi blog

      Eliminar
    4. Si no fuera por el largo viaje me iría ahora mismo, querida Mucha.
      Un abrazo

      Eliminar
  7. Estos artilugios se nos han hecho, a nuestro pesar, imprescindibles... Es increible como ha cambiado todo en unos pocos años...

    Un abrazo, amigo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece increíble pero la ciencia nos devora, Ildefonso. Diré que para bien, a mi siempre me ha gustado.
      Feliz noche.

      Eliminar