a:hover { text-decoration: underline;

sábado, 10 de diciembre de 2016

Hay que cuidarlas … (a ellas)

winter_by_codinas1

Maravilloso dibujos a lápiz de Enric y Carles Codina Sagré (Codina)


10 diciembre 2016

Esta mañana, mientras iba a mis cosas en el centro mismo de esta querida Ciudad,  he visto a un hombre al que conocí hace unos veinte años, al menos.

Entonces él “era” un importante “cargo“ de la CAM y hablar con él era como una concesión del estado, es decir, imposible salvo que seas amigo de uno de “ellos”.

Pero hoy le he visto con un carrito de la compra, (o algo parecido), y con sus dos metros de Humanidad andante le he visto por O´Donell, frente al BBVA, con la vista en el suelo y andando como si fuera un robot.

Me he plantado ante él y, de un modo sorprendente, ha levantado la vista y me ha dicho; “Hola Enrique, como te va”.
Superando mi sorpresa, no con cierto aturdimiento, le he dicho que bien y aunque he hecho todo lo posible para no contarle lo mío, he descubierto que sabía casi todo de mí.

“Tienes un interesante Blog”, me ha dicho, “pero no hables de economía, eres un desastre para ello, habla de la vida, no seas estúpido, habla de lo que sabes”. Tras un rato de charla y del desentierro habitual de anécdotas del pasado, me ha estado contando cosas muy tremendas, tanto que ahora, seguramente, no debo contar aquí.

Han sido cosas muy sinceras y muy profundas, como sus mismas lágrimas, las que soltaba por la falta de esa querida compañera que una mañana de la primavera pasada se le fue sin avisar. Un cáncer hepático se la llevó.

Me he acercado al CC de la Gran Vía, he ido a encontrarme con mi amigo Romualdo que ahora está de jefe en la Cafetería y Preparados de Planta Baja hasta que pasen las fiestas, nos hemos dado un virtual abrazo y él me ha invitado a un sabrosísimo café. Hemos hablado de nuestros amores y he comprado dos Botellas de Cava para celebrar que la tengo conmigo. “Hay que cuidarlas Romualdo, hay que cuidarlas, cuando tengas mi edad sabrás de que te hablo”.


4 comentarios:

  1. “Bajar” desde arriba hasta pie de calle es difícil, complicado y doloroso, pero no pasa absolutamente nada. Haces bien en brindar por “ellas” cuidándolas. No tenemos otras. Buena noche.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre lo haré querida amiga Paz ... lo aprendí de niño y en ello sigo. Lástima que ya no estén todas conmigo.

      Eliminar
  2. Triste tu entrada de hoy. Lo siwento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No era mi intención amiga Tracy, seguramente la cercanía de la Navidad hace que aflore en mi ese espíritu que tan necesario y vital lo fue en otro tiempo.

      Eliminar