a:hover { text-decoration: underline;

lunes, 30 de enero de 2017

La Huerta, ese duro destino


30 enero 2017

Pasar de puntillas por su historia es siempre difícil. Viudo, con tres hijos que viven por el mundo gracias a la educación que él pudo pagarles, y unas tierras de labranza que nadie quiere heredar, ni comprar ... 

- "La Huerta ya no la quiere nadie, Enrique, las grandes Empresas que comercializan a cualquier precio productos de cualquier lugar del mundo y las urbanizaciones, han acabado con ella".

A sus 78 vive solo en un "pisico" de dos dormitorios de esas de las antiguas VPO, (esas que ahora llaman de alquiler social en ayuda de las llamados Familias Vulnerables), en una pedanía de las más rurales de la "city" de La Huerta. Su historia es solo una más de esos tantos héroes de la historia reciente de la  España más tradicional. 

- "Solo hice lo que me enseñaron, trabajar, trabajar y cuidar de la tierra y de todos los míos ... ahora ya no es así, la gente se va de aquí, solo viven para ellos y aquí solo quedamos los más viejos de La Huerta ... pronto nadie sabrá ni quien fuimos".

Y Faustino, al que le empezaban a enrojecer sus negros ojos mientras me contaba su amarga historia, apuró su penúltimo y abrasivo Belmonte y siguió de animada y melancólica charla con el resto de Huertanos de mi Ateneo del Sur, sobre eso que ellos seguramente ignoran, que hicieron del ayer un hoy posible, aunque nunca nadie jamás se lo haya dicho, ni agradecido.

Sandra, una linda sesentona del barrio sevillano de Santa Cruz, puesta a empresaria autónoma, (y a mucha honra), como adjudicataria del servicio de Restaurante, Cafetería y Eventos del Ateneo Huertano, puso la guinda a la madrugada de mis sueños utópicos, sí, se subió la falda de mujer discreta y se puso a bailar una Samba sevillana, (algo inédito para mi),  lo cual - al grito de: "Venga mis Huertanos queridos, arriba el ánimo" - consiguió - junto con un sensual ... "El próximo Belmonte lo paga la casa" - que todos mis viejitos olvidaran sus temores al mundo en soledad en el que viven y se levantaran de sus sillas e hicieran gestos bailarines, en un claro intento de querer decir o insinuar que el ánimo es solo cuestión del Olvido a lo que se es ... aunque ellos, sin saberlo, se merezcan lo que ayer esa bella de Santa Cruz supo darles ... darnos.




Enviado desde S6+Edge





enriquetarragófreixes




8 comentarios:

  1. Cuantos Faustinos hay por el mundo, seguramente tantos como Enriquesss
    Un abrazo Enrique

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, amigo Toni, una pena, a veces tengo la sensación que después de esta página de nuestra vida ya no quedará nada qye recuerde que los Faustinos existieron.
      Un abrazo muy fuerte

      Eliminar
  2. Me ha encantado ...te leo mientras tomo mi inmensa taza de café descafeinado.... con leche sin lactosa... pero yo te juro Soy real ...Tus textos tienen ese sabor a "No se Qué "
    que me encanta Sos uno de esos hombres que no me los puedo imaginar peleados con nadie
    Calmo sereno gentil Sos Enrique
    besitos desde una bella mañana de lunes lleno de frio en Miami

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias querida Mucha ... has conseguido que ese inmenso café llegue hasta mi ... besos amigos, abrazos furtivos.
      Feliz día.

      Eliminar
  3. Gente digna de tu compañía. Una diversidad para conservar. Creo imaginarte en medio de todos ellos, con tus charlas, con tus consejos, con tu visión de todo y todos...para después transmitírnoslo. La vida cotidiana contada por una persona extraordinaria. Feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son ratos muy especiales, sin ellos ya no hay vida, amiga María Paz.
      Un abrazo muy fuerte y feliz semana para ti, también.

      Eliminar
  4. Ese problema no es solo en la Huerta, sino en el Olivar, eyc. etc.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, amiga Tracy, es propio de la nueva Sociedad donde la artesanía, la agricultura, la ganadería y todo lo que sea ancestral, ha muerto

      Eliminar