a:hover { text-decoration: underline;

miércoles, 10 de mayo de 2017

Ay, los Médicos Vs. Internet


Fotografía de lo prohibido, de Jeanloup Sieff

10 mayo 2017


- “¿Estás asustado, Enrique? no es lógico que sufras esas raras bajadas de tensión que se recuperan en tres horas – Esa es una de las frases favoritas que extraigo de mis amigos los  de la bata blanca. (Antes, cuando mi vida profesional estaba activa, era todo lo contrario y me contaban, más o menos lo mismo).

- Pero hay otra que me ha llevado de cabeza toda la vida: “¿Te duelen los tobillos, Enrique?”, si, he estado toda la vida esperando ese dolor cuando uno de ellos me apretaba ahí, en los tobillos y resulta que ahora, que sí me duele, ahora se encogen de hombros y mueven la cabeza de un lado a otro, al igual que sucede cuando observan esas HipoTA esporádicas que me atacan sin control alguno, ni causa aparente alguna. No saben que decirme o si lo saben no me lo dicen para no herir mi sensibilidad, digo yo, pero el caso es que cada vez tengo más de esos extraños achaques y ellos solo saben encogerse de hombros y remitirse a los resultados de las mil pruebas que te hacen y que nunca resuelven nada de bulto.

- Por tanto, cuando tienes esos males que solo son tonterías ¿a quien recurres?. Bien, una de las soluciones es recurrir a mi querido Párroco, nos tomamos dos cafés un pedazo de tortilla del 8 un vaso vino del Duero 2007 y como nuevos, pero, cuando me lo tomo en serio voy a lo práctico. Llevo mucho tiempo metido en la solución que adoptó el hijo de un famoso médico gallego, como no, al cual, (al médico), le oí contar en un programa de radio matinal que su padre, (al cual acababan de ingresar en un Hospital de La Coruña con una desconocida afección que le provocaba un dolor importante en el costado derecho y una HTA descomunal), le llamó por teléfono para que encendiera el ordenador y mirara en Internet lo que allí se contaba sobre las dos o tres posibles causas de su mal. "Papá pero si yo soy médico" - le dijo - pero el padre insistió:  "Nada, nada, mira en Google a ver que pone".

- Mejor ejemplo, imposible y el caso es que el hijo, el médico, lo contaba en plan cachondo y partiéndose el culo de risa. Ya veis, ellos son así.

Mientras tanto seguiré con mis pastillas  y mi extraña dieta, ya sabéis, no es la del cucurucho, ni mucho menos, es la que me recomiendan mis amigos Vicente y Fina, pero no me quejo, mejor imposible, ellos son mis adorables ángeles de la noche. 

- Ah, por cierto, y finalmente, diré que lo mejor es no ir al médico más que por Navidad y otorgarle unos presentes a la vieja usanza para que nos trate bien, ya sabéis, se trata de llevarle turrón, una botella de vino dulce o un calendario de Michelín, que de todo hay. 

- Vale, termino ya, pero, informaré que lo de las pastillas, (las de las recetas de los médicos), es genial para usarlas como moneda de cambio en los bingos de la Parroquia, a veces nos las jugamos al cartón completo y, para que se vea que soy un artista en eso del juego, diré que tengo una caja llena de tubos de Acetilcisteina que están muy valorados ... con agua fresquita y cogiendo una de las pastillas del tubo, que son efervescentes, la pones ella en un vaso y "wow" ... está de rechupete.

- Sed felices, ahora, mañana puede ser tarde.






6 comentarios:

  1. Dicen que el que no se consuela es porque no quiere y tú que debes no quieres porque te sobran agallas para hacerlo a tu manera, salvando las distancias lógicas por supuesto. Quisiera copiar eso de ti con las distancias mías que no son las tuyas y que son si te digo más difíciles de consolar, que son las emocionales y esas...ni el Dr. Google ni su santa madre, pero sigo admirando tu forma de encarar la vida, intento copiarte e imitarte en muchas cosas que ni siquiera imaginas, pero no, cada uno es cada uno. Ahora bien, sí tengo clara una cosa y es dar gracias a Dios todos los días por tener lo que tengo sea cual sea mi circunstancia . Tú siempre me lo dejas, no claro, clarísimo. Gracias por ello.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias María Paz, volveré a repetirlo hoy ... "Eres un ángel"
      Sobre mi estado no es tan grave, ni siquiera nada grave, es solo que me gusta que vea, mi querida DFEH, que no me asusto y lo digo ahora que sé que no me oye.
      Feliz miércoles, amiga, ya sabes, hay que vivir cada momento, luego puede ser tarde.

      Eliminar
  2. Es formidable como encaras la vida y sus circunstancias. Da gusto leerte, un abrazo Enrique

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú si lo eres, Rubia ... gracias
      Un abrazo de miércoles

      Eliminar
  3. Me encanta la idea de jugarse las pastillas en el bingo, es una cosa genial. Yo por suerte no enfermo mucho, así que cuando no estoy bien -o sea, que no puedo salir a hacer deporte- lo primero que hago es tirar del chato de vino (o tercio, según se tercie) y mismo pincho de tortilla. Si después de eso no te sientes un poquito mejor, entonces ya si que puedes preocuparte, pero solo por si las moscas :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eres genial, Holden, admiro tu capacidad para contar las cosas. Las haces sencillas y poco complicadas. Eres un bloguero extraordinario

      Eliminar