a:hover { text-decoration: underline;

lunes, 29 de mayo de 2017

Peligro ... que viene la vida, que viene Elisa



Fotografía de Erwin Blumenfeld

29 mayo 2017

Maltratada de palabra, de gestos, de monstruosa opresión  y de mantener una vida coartada por la tiranía que sobre ella ejerció quien dijo quererla más que a ninguna ... (un putero con pasta, metido en negocios de la tierra, de la política y hasta de la cúpula empresarial), ella, ahora, estaba feliz, vino a vernos, a verme, estaba radiante; a sus sesenta y pocos, por fin era feliz - me decía - "nada puede ser mejor que sentirse libre y liberada, Enrique". Paco, su marido había muerto hacia,  escasamente, un mes, de un infarto, (nada extraño dado la vida tan estrafalaria que llevaba en todos los sentidos ... puterío, comilonas, viajes de representación a países tropicales ... etc), y ella estaba hecha un bombón  ... el negro le quedaba como a una enfermera el blanco, o a un ángel el azul, ojos verdes, pelo rubio y toda una vida por delante ... "Me he venido a El Campello ... aquí tengo casa en La Playa y en Madrid sólo dejo malos recuerdos ... dime, Enrique, donde están esas viejotecas de las que tanto nos hablabas y esas escuelas de baile que tanto abundan por aquí  ... " - Y con un contorneo propio de cualquier viuda alegre de una película de Fellini o de cualquier sueño imposible, Elisa se marchó en busca del resto de su vida, no sin antes habernos despedido con una pícara y coqueta sonrisa de quien se siente la mujer más espléndida, feliz y liberada, del mundo.

El peligro pasó para ella - decía Leonor - "ahora el peligro estará en todos aquellos hombres que se le acerquen, a los que ella querrá hacerles pagar toda una vida de opresión,  humillación y de oscuridad social y personal. Esa mujer es un peligro".




2 comentarios:

  1. Si de verdad se siente libre después de haber recorrido un camino tortuoso, no creo que haga pagar a otros los errores cometidos por aquellos que no supieron darle el amor que merecía. Juzgar a los demás por cómo te ha ido a ti creyendo que todos son o somos iguales no es la fotografía que de ella haces. Hoy llego con retraso. Feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay personas con heridas muy profundas, amiga Paz, la vida conyugal en un mundo tremendamente machista y ante el que muchas mujeres no saben o no pueden luchar, por eso la viudedad es como uan liberación.
      Ah, feliz miércoles, y, eso, nunca es tarde, si llegas hasta aquí.

      Eliminar