a:hover { text-decoration: underline;

miércoles, 7 de junio de 2017

Cohonesto, Antonio y mis confesiones más inconfesables






07 junio 2017

Pero que clase de personajes te inventas Enrique, me decía amoche cierto amigo que, además de buen político, es un tío excepcional. ¿Quién coño es ese Cohonesto y que invento es ese de que tienes un Director de Prensa?

Intenté explicárselo, a mi amigo el Alcalde, pero la cosa, con el ruido infernal que se produce en las tertulias tumultuosas y nocturnas, no pasó de un “ya te contaré” y “aquí no es lugar”.
El caso es que, creo yo, que ya he explicado aquí quien es Cohonesto, pero lo repetiré, por si acaso y, quizás y por mayor razón, porque me gusta recordarlo con frecuencia.

Cohonesto es un gran árbol, de esos de gran porte, que estuvo condenado a morir porque una valla de límite de parcela del callejero urbano de la Playa de San Juan de Alicante pasaba por su mismo centro por lo que debía ser arrancado sin posibilidad de trasplante por ser la especie que era y es. Resultó que alguien anónimo se las ingenió para que la valla de fachada de la urbanización verdugo pudiera convivir con el árbol sentenciado, planteó una oportuna solución, que se ve en la foto con claridad cual es,  y por tanto consiguió cohonestar los intereses urbanísticos y paisajísticos por una vez,  lo cual, para el tiempo que corría y corre, es todo un ejemplo y un “te quiero” de todos aquellos que pensamos que eso debiera ser siempre así.

Con frecuencia, y en un claro manifiesto de cual es mi estado de salud mental, me acerco a verlo siempre que puedo y tras el “holaquetal” habitual, empiezo a confesarle en silencio mis dudas y mis logros, mis pecados y mis dichas y él se muestra, como si me entendiera, batiendo sus hojas y ramas en señal de respuesta a mis lágrimas y suspiros, siendo él, a estas alturas del recorrido, ya un elemento esencial en mis relaciones con este mundo. Si quieres probarlo no tienes mas que acercarte a  verlo, te sientas en el murete que hay junto al Kiosco de Antonio, Mi Director de Prensa, y le cuentas tus pensamientos mas metafísicos e incluso los más esotéricos, él seguro te entenderá, él sabe lo que es la vida y que poco cuesta que te la quiten, o te la puedan quitar, como fue su caso.

Pero si ya quieres entrar en éxtasis, entonces solo tienes que remolonear en el Kiosco, haciendo ver que buscas alguna revista, y te dedicas a escuchar los sabios consejos de Antonio. Desde la última novedad política hasta cuales son los chuches de mayor venta, pudiendo hasta preguntarle por el tiempo que hará hoy, seguro que lo sabe, te lo dirá, sí, lo sabe todo, bueno, casi todo, hoy me ha dicho que mañana el Hércules, su Hércules, quizás desaparezca, cuando lo sepa os lo digo.


18 julio 2009: Cohonesto y yo aún sobrevivimos, pero Mad Max ya está aquí




6 comentarios:

  1. Intentaré visitar a Antonio,,Interesante sujeto, este, tu Director de Prensa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un abrazo amigo Argy, revisemos el calendario ... Nuestra vida no le hace caso.
      Feliz miércoles

      Eliminar
  2. A lo mejor cualquier día me paso a comprar uno de mis periódicos diarios por ahí y aprovecho para hacer un par de visitas. Mis "Cohonestos" de por aquí también me escuchan porque yo les hablo, ya lo sabes. Feliz día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Debemos compartir locura, amiga Paz. Además de Cohonesto, también me da por escuchar a las piedras de los muros de las casas del barrio viejo ... de mal en peor ... pssssssss
      Feliz día

      Eliminar
    2. ... pero que no nos lo quiten, aunque esté para un lavado integral.

      Eliminar