a:hover { text-decoration: underline;

domingo, 9 de julio de 2017

La mar se marchó y me dejó aquí

09 julio 2017
Hace ya mucho tiempo que oía y oigo esta canción que al oírla en lengua vernácula supone uno de esos recuerdos imborrables que forman parte de esa forma de sentir tan necesaria para cuando llegan los momentos en que puedes refugiarte en ellos. Letra simple, letra profunda, letra inolvidable y de inolvidable mensaje.
Por todos los que ya no están.


Aunque no es nunca lo mismo, dejo aquí la traducción particular de la letra de esa enorme canción:

Si un día vienes a casa,
te mostraré el jardín,
una nube que tengo en el patio
y la flor de jazmín.

No encontrarás la mar,
la mar hace tiempo que huyó:
un día se fue
y me dejó aquí.

Dejaré el trabajo por tú,
las herramientas encima la mesa,
cerraré bien la ventana
y el viento no me robará ninguna palabra.

No encontrarás la mar,
la mar hace tiempo que huyó:
un día se fue
y me dejó aquí.

Encontrarás nuevas flores
y frutas en la mesa,
y una canción para ti
que hace tiempo que tengo guardada.

No encontrarás la mar,
la mar hace tiempo que huyó:
un día se fue
y me dejó aquí.

Y más tarde, cuando te vayas,
será el invierno cada noche;
yaceré en la misma cama
con la frialdad en los labios.

No encontrarás la mar,
la mar hace tiempo que huyó:
un día se fue
y me dejó aquí.





5 comentarios:

  1. La mar no se irá, la que se marchará seré yo. Me reuniré con los pájaros cuando las olas, la sal y el rugido del viento despejen el horizonte. Ellos vienen, están conmigo, pero yo voy sola. No se irá, nosotros nos iremos sin remedio. Por todos los que no están, pero fueron. Perdona hoy me lo has puesto a tiro. La poesía en domingo tampoco viene mal y con esa música... Feliz Domingo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, se me olvidó nombrarte amiga Paz: "Esa música nos pone a punto de poesía, querida amiga, feliz domingo ... noche"

      Eliminar
  2. Esa música nos pone a punto de poesía, querida amiga, feliz domingo ... noche

    ResponderEliminar
  3. La mar siempre nos queda.
    En el recuerdo.
    En el disfrute.
    En el sonido.
    Besos muchos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Inma, mi querida y poco atendida amiga-e. Mis tiempos se reducen pero no olvidan.
      Un abrazo muy fuerte, amiga

      Eliminar