a:hover { text-decoration: underline;

martes, 18 de julio de 2017

Mercaderes y charlatanes se hicieron con el control de Europa

18 julio 2017


Pensaba en como reprimir el tormento de una conversación estúpida o la de una afirmación sin contenido, si, sucede cuando se juntan la vehemencia y la ignorancia, pero ellos, los que están en posesión de la verdad, la manejan con artera maldad, y al grito de manipula que algo queda se hacen Presidentes de algún círculo de Empresarios, se revisten de sabiduría por contagio y sueltan predicciones de todo tipo con tan poca claridad y tino que a los que manejan el mundo empresarial se les debiera gangrenar el pene antes de decir barbaridades así. Una ofensa. Por cierto, diré el pecado pero no el pecador, aunque  y sin que nadie se ofenda, en este Pueblo querido, que es Alicante y Murcia, vale casi cualquiera para ese púlpito... por lo que no será fácil saber quien es el referido.

Me acuerdo de aquél párrafo de la Conjura de Los Necios que viene, hoy, como anillo al dedo y como un Valium 50 para mi estado emocional y para cualquiera que haya estado donde yo:
Mercaderes y charlatanes se hicieron con el control de Europa, llamando a su insidioso evangelio «La Ilustración». El día de la plaga estaba próximo; pero de las cenizas de la humanidad no surgió ningún fénix. El campesino humilde y piadoso, Pedro Labrador, se fue a la ciudad a vender a sus hijos a los señores del Nuevo Sistema para empresas que podemos calificar, en el mejor de los casos, de dudosas. (Ver Reilly, Ignatius, J. Sangre en sus manos: El gran crimen, un estudio de ciertos abusos que se cometieron en la Europa del siglo XVI, monografía, dos páginas, 1950, sección de libros raros, pasillo izquierdo, tercer piso, Biblioteca en Memoria de Howard Tilton, Universidad de Tulane, Nueva Orleans 18, Lousiana.) (Nota: Envié esta monografía singular a la Biblioteca como un regalo. Sin embargo, no estoy totalmente seguro de que la hayan aceptado. Muy bien pudieron tirarla a la papelera, porque estaba escrita a lápiz en una hoja de cuaderno.) El giroscopio se había ampliado. La Gran Cadena del Sur se había roto como si fuera una serie de clips unidos por algún pobre imbécil; el nuevo destino de Pedro Labrador sería muerte, destrucción, anarquía, progreso, ambición y auto, superación. Iba a ser un destino malévolo: ahora se enfrentaba a la perversión de tener que IR A TRABAJAR.
Si, lo sé, es más que posible que ande cerca de una voraz locura o quizás solo sea una incipiente senilidad, por eso, ahora, he pensado irme a la Luna y no sé como hacerlo. Tendrá que ver, seguramente, con que me advierten que una de mis presentaciones favoritas en la nube está teniendo un feliz comienzo. Ya somos muchos los enamorados de la luna.

Música e imágenes ….. una gran combinación. Veamos si sirve para olvidar la realidad, al menos la de hoy:


Moon

More presentations from Enrique Tarrago Freixes





2 comentarios:

  1. Ignorantes atrevidos… siempre. Hoy pocos fénix y el que llega procede de la mediocridad más absoluta, en tu pueblo y en el mío. Y no solo en el mundo Empresarial donde tú te has movido, en algunas Empresas digamos que más serias…también. Pero ¡ay! Si hay que currar que lo hagan otros…si los hay. ¡Ah!...¿Aceptar notas? Da igual si les escribas la nota a lápiz en bloc de cuadrícula infantil o en libros de canto dorado. Da igual. No somos lunáticos aunque deseemos irnos a la Luna. Al menos que nos quede la satisfacciòn del pataleo. Hoy con obligaciones y devociones (hay "misas" de tarde también aunque con bochorno) llego más tarde. Sorry.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, siempre, amiga Paz. A esa Misa de tarde ... siempre más fresca ... más real, menos necesaria y, también, más útil ... me pirra.
      Eres un portento de razones, querida amiga, admirable.
      Feliz día

      Eliminar