a:hover { text-decoration: underline;

viernes, 14 de julio de 2017

No me lo podía creer: Se había quitado los zapatos para subirse al sofá

sofa-800x532

14 julio 2017

Hace pocas semanas, en casa poco amiga, me convertía yo en el defensor de los ciberbiberónicos que ilustran las aburridas tardes familiares de la actual vida familiar mas “progre”, pues mientras les achacaban el clásico; “deja ya la maquinita que te van a salir chispas de las conexiones neuronales, niña”, yo les justificaba con un “mejor eso que el sálvame DLC”.

Antes, no hace más de treinta años, se enseñaba a los enanos cosas que parecían aburridísimas pero muy educativas, como aquello de, “niño no pongas los zapatos en el sofá o encima de la silla”. Hoy lo ponen, me refiero a los pies con sus zapatos, en los sofás hasta los presentadores de la TV.

Es verdad que los enanos ahora adoptan posturas rarísimas propias de un Houdini a la hora de acomodarse en el escenario común o privado del hogar, pero la consola o la Tablet no la sueltan ni “padiós“.

Hace pocos días vi a mi niña mirándome en forma extraña cuando estaba intentando comprender como podía mover los dedos una enana de quince años con los pies en la pared, por encima del sofá, un codo apoyado en el lugar donde se apoyan los culos normalmente y el otro codo en el aire, los cascos en el oído y el mando a distancia de la TV manteniéndose en un sutil equilibrio sobre sus briosas y juveniles campanas. Lo extraño no era la postura, que también, lo extraño era ver que se había quitado los zapatos para subirse al sofá.

Padres de este mundo: Tenéis unos enanos en circulación a los que tenéis que orientar y controlar en el uso de las nuevas TIC, las Nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación. No los dejéis solos “porfa” y, ah, de paso y si podéis, educadlos, sí, aunque sea un poco.




4 comentarios:

  1. Los enanos deben traer la educación de casa, cosas simples y corrientes de las que nosotros debemos ser ejemplo, claro. Las tecnologías no enseñan eso, traen otras cosas, pero ya sabes el mundo ahora va al revés. Sorprenderse, como me ha pasado esta mañana porque he dado las gracias a un señor que me ha cedido el paso y abierto la puerta para que pasase primero. Solo es necesario un poco, poquísimo, de buena voluntad de unos y otros. Solo eso. Feliz viernes con o sin noche.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias amiga Paz ... así es, en la tv dan un anuncio en el que un padre intenta explicarle lo mismo a su hija adolescente ... ante la sorpresa de la hija, alguien le agradece al padre eso de ceder el paso a un peatón en un paso de cebra mientras la hija se pregunta ¿Por qué?
      En fin feliz viernes amiga y sí, en nuestro caso, aunque andábamos dudándolo, será con noche, será como ir a un atípico funeral.

      Eliminar